El Sínodo avanza

Experiencia modelo para poner en marcha otros procesos sinodales

El próximo Sínodo va a ser un acontecimiento extraordinario. Bastaría saber que se desarrollará a lo largo de tres años y por etapas. Sólo otro Sínodo, el de la familia, tuvo dos etapas a lo largo de dos años. Fue ya una determinación del Papa Francisco.

La apertura del próximo Sínodo extraordinario tendrá lugar, tanto en el Vaticano como en cada diócesis, el próximo mes de octubre de este año 2021, y se prolongará hasta 2023. Primero se realizará una consulta a todos los fieles cristianos a través del documento preparatorio, acompañado por un cuestionario y un vademecum que ofrece un conjunto de propuestas.

El tema del Sínodo será el sentido del propio camino sinodal de la Iglesia. Y el título es “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. Se desarrollará en tres etapas: una fase diocesana, otra por continentes, para concluir con un encuentro en Roma de los máximos representantes de la Iglesia católica, que tradicionalmente eran obispos pero que ahora parece que puede ser ampliado su número con la participación de religiosos, religiosas y laicos nombrados por el Papa.

Así, ya se sabe que en la etapa final de Roma, donde habitualmente participan solamente obispos, podrá votar la religiosa francesa Nathalie Becquart, que es, por primera vez una mujer, la subsecretaria de la Secretaría del Sínodo.

El tema de la “sinodalidad”, que es el que tratará este Sínodo, la Iglesia la define como “caminar juntos” en la toma de decisiones en la misma Iglesia. Este Sínodo puede ser una experiencia modelo para poner en marcha otros procesos sinodales en el funcionamiento ordinario de la Iglesia.

Y es normal que en el nuevo acontecer de la Iglesia tenga especial presencia el mundo hispanoamericano. De hecho más de la mitad de los católicos forman parte de las iglesias latinoamericanas.

Ya es notable que en estos momentos tengamos un Papa latinoamericano, en concreto argentino. Otros acontecimientos sobresalientes hay que considerar en estos momentos que, aunque afectan directamente a las iglesias americanas, tienen cierta repercusión en la iglesia universal. Citaré sólo dos de esos acontecimientos: primero, la renovación, casi refundación, del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), cuyo nuevo equipo directivo acaba de ser presentado al Papa, que lógicamente perteneció a este importante Consejo mientras permaneció como obispo en Argentina.

El segundo acontecimiento fue la celebración del original sínodo de la Amazonía, y el Consejo Eclesial Amazónico creado para el funcionamiento ordinario de las iglesias amazónicas.

Y terminaremos con un significativo acontecimiento relacionado con la celebración del próximo sínodo, que considerará precisamente el carácter sinodal de la Iglesia Católica.

Desde el próximo octubre toda la Iglesia se implicará en un camino sinodal que culminará en la celebración del Sínodo de los Obispos en el 2023 bajo el tema "Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión". Para tal fin, la Secretaría General del Sínodo de Obispos ha creado una Comisión Teológica que estará presidida por el Subsecretario Mons. Luis Marín de San Martín, y conformada por teólogos y teólogas de varios continentes.

En dicha comisión, que acompañará el proceso preparatorio y celebrativo del Sínodo, participarán tres teólogos latinoamericanos: El padre Carlos María Galli (Argentina), el P. Agenor Brighenti (Brasil) y el teólogo laico venezolano Rafael Luciani.

Rafael Luciani, laico venezolano, Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Profesor Titular de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, actualmente enseña Eclesiología, Teología Latinoamericana, Concilio Vaticano II, y Sinodalidad en la Iglesia. Sirve como Perito del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) y es Miembro del Equipo Teológico Asesor de la Presidencia de la CLAR (Confederación Latinoamericana de Religiosos y religiosas).

Agenor Brighenti, sacerdote de la Diócesis de Tubarão, Brasil, es Doctor en Teología por la Universidad Católica de Lovaina. Es presidente del Instituto Nacional de Pastoral de la Conferencia Episcopal de Brasil y Miembro Experto del equipo de reflexión teológico-pastoral del CELAM. Ha sido Perito en Aparecida, la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en el 2007, y Perito en el Sínodo para la Amazonía en el 2019.

Carlos María Galli, sacerdote argentino. Profesor Ordinario y Titular de la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina (UCA). Ha dirigido la carrera de Doctorado y ha sido director del Departamento de Teología Sistemática de la UCA. Actualmente es Decano de la Facultad de Teología y coordina el grupo de investigación La teología en la Argentina. Es Perito del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y Coordinador de su Equipo Teológico-Pastoral. Es cofundador del Grupo Iberoamericano de Teología. Es miembro de la Comisión Teológica Internacional (CIT), reconocido por su contribución al Documento sobre la Sinodalidad en la vida y la misión de la Iglesia. Ha participado como Perito en el Sínodo para la Amazonia en el 2019. Sus numerosas publicaciones lo han hecho un referente de la teología argentina del pueblo y la pastoral urbana latinoamericana. Es asesor teológico ordinario del Papa Francisco.

El próximo sínodo está adquiriendo un claro rostro iberoamericano. La Iglesia se va haciendo cada vez más claramente universal.