Aumenta el número de mujeres afectadas por la violencia

La violencia contra la mujer es algo alarmante. El Ministerio de Interior va a establecer orientadas a incentivar las denuncias para que se puedan llevar a cabo medidas legales contra los agresores. Sin embargo, resulta muy importante que nos centremos, sobre todo, en la educación por la igualdad.

Fuente: Amnistía Internacional

Paula Acero Bermúdez

Defensora de los Derechos Humanos

La violencia hacia las mujeres es algo que se materializa de múltiples maneras, desde violencia psicológica hasta violencia física, sexual y económica. Esta violencia se ha visto en aumento durante estos últimos cinco años, como así lo expone un estudio realizado por el Ministerio de Interior. El informe Violencia contra la mujer 2015-2018 ha sido realizado por los Cuerpos de Seguridad del Estado y la Secretaría de Estado de Seguridad, a través de un estudio de cualquier tipo de violencia cometida por hombres y mujeres, en torno a las denuncias impuestas. Los resultados han sido claros: entre 2015 y 2019 se han recogido 601.416 denuncias por violencia de género, que ocupa un 68% de los delitos que afectan a las mujeres. A su vez, se ve reflejado un aumento en torno al 10% del número de denuncias de otra violencia contra las mujeres, que en el año 2015 fueron 119.036, mientras que en el año 2019 han sido 131.591 denuncias.

Pese a ello, los autores del informe han querido dejar claro que estas denuncias equivalen a un 30% de las víctimas, puesto que dos tercios de la violencia sufrida no es denunciada. Eso refleja la necesidad de denunciar este tipo de actos pues de esa manera es cuando se podrán tomar medidas legales para ponerle solución, y resulta alarmante que un 70% de las mujeres no denuncien su situación por miedo.

Para empezar, según el informe la violencia económica afecta en torno al 3% de las mujeres; este tipo de violencia incluye el impago de prestaciones, el control sobre el dinero de manera que genera una relación de dependencia de la víctima con el agresor. Las mujeres afectadas suelen rondar entre los 31 y los 40 años, y ha provocado un total de 18.235 denuncias entre 2015 y 2019.

Seguida de esta tenemos a la violencia sexual, que equivale a un 7% de las denuncias realizadas, abarcan las agresiones sexuales, el acoso, los abusos, incluyendo la ablación. Es el tipo de violencia que afecta en mayor proporción a las menores de edad, pero mayoritariamente se da en las mujeres jóvenes entre 18 y 30 años y equivalen a un total de 44.333 denuncias; los hechos se dan de manera minoritaria en el entorno familiar, un 20%, y de manera mayoritaria fuera de dicho entorno, un 80%. En este punto se ha excluido la violencia sexual cibernética.

Por otro lado, observamos cómo la violencia física ocupa un 39% de las denuncias recogidas, donde se incluyen también a las mujeres asesinadas por la violencia machista. En este punto encontramos una gran problemática en el número de denuncias, pues muestra que de las mujeres asesinadas más de un 80% no había denunciado a su agresor. Este tipo de agresiones han supuesto 233.577 las denuncias, la mayoría, un 77,8%, contra parejas y exparejas.

Por último, el tipo de violencia sufrida por más de la mitad de las mujeres, un 51%, es la violencia psicológica con 305.271 denuncias entre 2015 y 2019. Este tipo de maltrato reduce la autoestima de la víctima a través de humillaciones, amenazas, la imposición de silencio, el aislamiento, etc. La violencia psicológica afecta en su mayoría a mujeres entre 31 y 40 años, pero también se ha visto un aumento en las mujeres de más de 65 años, siempre dentro del ámbito familiar.

Este estudio nos ha mostrado que el perfil más susceptible de sufrir este tipo de violencia es el de la mujer entre 18 y 40 años, que sufre maltrato psicológico por parte de sus parejas o exparejas. Esto resulta de vital importancia porque la violencia psíquica ataca a la autoestima de las afectadas generando también una situación de dependencia del agresor.

En definitiva, la violencia contra la mujer es algo alarmante. El Ministerio de Interior ha comentado que establecerán medidas contra la violencia hacia la mujer orientada a incentivar a las mujeres a realizar denuncias para que se puedan llevar a cabo medidas legales contra los agresores. Sin embargo, resulta muy importante que nos centremos, sobre todo, en una educación por la igualdad para evitar desde la raíz esta violencia sistemática que sufre la mujer. También, hay que tener en cuenta la problemática de las redes sociales entorno al acoso sexual, difusión de imágenes y ciberdelincuencia sexual, puesto que también son un tipo de violencia que está afectando sobre todo a las mujeres actualmente.