Cuatro poemas de Víctor Oliveira Mateus, traducidos al castellano

 Victor Oliveira Mateus y Alfredo Pérez Alencart en el Teatro Liceo de Salamanca (foto de José Amador Martín)

Dejo conocer cuatro poemas que acabo de traducir del libro "Uma casa no outro lado do mundo", escrito por Victor Oliveira Mateus y publicado bajo el sello de Editorial Labirinto, de Fafe, dirigida por Joao Artur Pinto. El pasado 22 de mayo se presentó esta obra que tiene un posfacio de Fernando Pinto de Amaral.

Enhorabuena.

 

ESCENARIO

La ciudad es esta amalgama

de cuerpos ritos esperas

de cualquier madrugada

de la que se huye y teme

 

La ciudad también es un libro

caracteres huidizos

donde se adivinan historia

sueños

memorias nunca recobradas.

 

ella también es

esta abundancia de vacío

esta maraña de deslumbramiento

carrusel de vértigos

que

sin obstáculos

me aguarda en la boca del abismo

 

ANATOMÍA INCOMPLETA

tu corazón es una piedra

una piedra durísima

puntiaguda

rodando por fraguas y laderas

 

es una piedra bravía

que no se detiene

en paisajes banales y estériles

 

tu corazón es una piedra

a la deriva

(a veces) un abandono

por embravecidos mares

 

no obstante la noche

cuando se ve protegida

me provoca

miradas palabras deseos

pero de eso

no hablaré jamás


MONÓLOGO DEL EXTRANJERO

de milagros nada sé

nunca vi pan transformándose en rosas

nunca oí voces en lo alto de la montaña

ni ángeles en torno mío

tocando la cítara

 

de milagros sé solo lo que leí

en monjes profetas santos

pero todo me parecía externo

bastante lejano

 

de milagros sé

no obstante

esta hipótesis de haber podido ser nada

pero al final todos los días abrir los ojos

 

abrir los ojos y ver

árboles ríos personas

en definitiva

este milagro inmenso

que a diario voy viviendo

lo mejor que puedo

y sé

 

BREVE CONTRIBUCIÓN PARA UNA TRAVESÍA

la distancia

este embuste que insiste la memoria

esta superficie gelatinosa

de moldes admirables pero imprecisos

 

es también una evanescencia

donde las figuras se disuelven

y recuperan

 

escenario que me acoge

entre horizontes

y un fulgor nunca visto

 

la distancia

es esta casa donde siempre me cobijo

un fantasma

un desierto que nos modifica el camino

y aproxima

Pilar Fernández Labrador y Victor Oliveira Mateus, en la Sala de la Palabra (foto de Jacqueline Alencar)