CyL aumenta un 70% el presupuesto de las ayudas para la mejora de la producción y comercialización de la miel

El aumento de esta convocatoria de ayudas, que se publicará mañana en el Bocyl, se debe al incremento de los fondos comunitarios

Un apicultor trabajando con sus colmenas. Foto FEUGA - Archivo

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha incrementado un 70 por ciento el presupuesto destinado a las ayudas para la mejora de la producción y comercialización de la miel que pasará de los 1,64 millones de euros de 2020 a los 2,83 millones de este año.

El aumento de esta convocatoria de ayudas, que se publicará mañana en el Bocyl, se debe al incremento de los fondos comunitarios, que han pasado de 36 a 60 millones de euros anuales para el conjunto de la Unión Europea lo que ha supuesto a su vez que el presupuesto del Plan Nacional Apícola haya pasado de los 11.270.000 euros anuales a 19.200.000 euros para este año y el que viene.

Según recuerdan desde el Gobierno autonómico, estas subvenciones están financiadas por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga) en un 50 por ciento y por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en otro 25 por ciento.

Con estas ayudas los apicultores de la Comunidad se beneficiarán de seis líneas de subvenciones destinadas a recibir información y asistencia técnica; a luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena, como la varroosis, y a racionalizar la trashumancia. Asimismo, contemplan medidas de apoyo para el análisis de la miel, para la repoblación de la cabaña apícola y para mejorar la calidad de los productos apícolas con el objetivo de posicionarlos en el mercado a través de la diferenciación.

Los beneficiarios de estas ayudas son apicultores profesionales, lo que significa que deben tener al menos 150 colmenas así como cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia.

Los solicitantes deberán realizar la actividad apícola con anterioridad al 1 de enero de 2021, encontrarse al corriente de sus obligaciones tributarias, tener contratado un seguro de responsabilidad civil para desarrollar la actividad y realizar, al menos, un tratamiento frente a la varroosis, y el plazo de solicitud finaliza el próximo 28 de junio.


Los gastos e inversiones objeto de la convocatoria deberán haber sido realizados en el período comprendido entre los días 1 de agosto de 2020 y el 31 de julio de 2021, ambos inclusive.

Según aseguran desde la Consejería de Agricultura, estas medidas de ayudas están contribuyendo al crecimiento y consolidación del sector apícola en Castilla y León que apuestan por profesionalización del sector, la calidad y valorización del producto a pesar de las dificultades con las que se enfrentan los apicultores de la Comunidad.

"Por tanto, es necesario seguir reforzando a los apicultores para la obtención de rendimientos óptimos a lo que contribuye esta ayuda con el fin de mejorar la supervivencia y crecimiento del sector, de su profesionalización y valorización de la miel ya que se trata de un sector productivo muy específico y muy distinto del resto de producciones ganaderas", defienden desde este departamento.

Según los datos aportados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en Castilla y León hay más de 5.600 apicultores que agrupan casi 445.000 colmenas, lo que supone casi el 15 por ciento de las colmenas del total nacional.

Las ayudas a la producción y comercialización de la miel forman parte d el Programa Apícola Nacional presentado por España para el trienio 2020-2022, que desarrolla lo recogido en el Reglamento Europeo sobre la mejora de las condiciones generales de producción y comercialización de los productos apícolas.