Iberdrola acelera sus inversiones en movilidad eléctrica: adjudica contratos por 50 millones de euros 

El despliegue de cargadores y soluciones de recarga generará 200 empleos entre 20 empresas proveedoras de once comunidades autónomas
Punto de recarga pública

Iberdrola acelera su programa inversor en movilidad eléctrica con la adjudicación de contratos por importe de 50 millones de euros a 20 pequeñas y medianas empresas de once Comunidades Autónomas, para la instalación de puntos de recarga y soluciones de recarga en España.

La adjudicación de estos trabajos permitirá la instalación de 3.600 puntos de recarga para empresas y en la vía pública, con cargadores rápidos de 50 kW, súper rápidos de 150 kW y ultra rápidos, de 350 kW y hasta el momento los más potentes del mercado. El desarrollo de estos contratos generará empleo para 200 profesionales de la práctica totalidad del territorio español.

Zener Comunicaciones será la empresa colaboradora de Castilla y León y el resto de compañías proveedoras provienen de comunidades como Madrid (Elecnor, Hemag, Trenasa, MB y CAD&LAN), Castilla-La Mancha (Eiffage), País Vasco (EDS Ingeniería y Montajes, UTE Ozasan-Kayros y Electrotecnia del Urumea), Navarra (Electricidad Bat Vol), Comunidad Valenciana (Tecnisat y Vicent Ribera Plana), Murcia (Integralia Energía Instalaciones), Extremadura (Incalexa Engineering), Cataluña (Plasfoc y Electricidad Boquet), Galicia (Celso Núñez y Aceuve) y Andalucía (Sistem Melesur Energía). 

Iberdrola contribuye así a dar visibilidad a la industria instaladora de infraestructura y soluciones de recarga para vehículo eléctrico, actuando como empresa tractora de una cadena de valor en sectores de futuro y contribuyendo a la recuperación económica y el empleo. Alineada con su estrategia, la compañía además promueve criterios de sostenibilidad entre sus proveedores, ya que a todos ellos les ha exigido niveles de cumplimiento medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG).   

Plan de movilidad sostenible de Iberdrola 

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde.


La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años. 

La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos años. La apuesta por el despliegue de estaciones de alta eficiencia se concretará en la instalación de estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, súper rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros y rápidas (50 kW), cada 50 kilómetros.

La compañía dispone de una App de recarga pública única, que verifica la infraestructura de recarga pública eléctrica operativa en España. La información se encuentra disponible en su App de Recarga Pública e incluye, hasta el momento, más de 5.000 cargadores en vía pública para vehículos eléctricos, tanto propios como de terceros.

Para impulsar la electromovilidad, Iberdrola ha completado ya más de 50 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y la práctica totalidad de los fabricantes de vehículos eléctricos. La compañía lidera el mercado en soluciones de recarga para vehículos de flota, en empresas y particulares, así como en viviendas unifamiliares y aparcamientos comunitarios y de residentes, donde los clientes de Iberdrola recargan sus vehículos eléctricos con energía 100% verde, proveniente de fuentes de generación limpia.

Iberdrola ha sido la primera empresa española en suscribir la iniciativa EV100 de The Climate Group, con el objetivo de acelerar la transición hacia los vehículos eléctricos, comprometiéndose a electrificar toda su flota de vehículos y facilitar la recarga al personal en sus negocios en España y Reino Unido a 2030.