Béjar al día

El cierre del interior de la hostelería afecta también a los restaurantes y bares de las pedanías

La Junta contradice a la Concejala de Sanidad: todas las medidas restrictivas impuestas en Béjar afectan a sus pedanías, ya que éstas se incluyen en la contabilización de los datos de incidencia de casos de coronavirus del municipio del que forman parte

Ana V. Peralejo, concejala de Sanidad

Durante estos días varios hosteleros de Béjar se han mostrado molestos por haberse visto obligados a cerrar el interior de sus establecimientos mientras que un restaurante, ubicado en la pedanía de Valdesangil, ha estado atendiendo reservas en el interior de sus instalaciones cuando las restricciones de la Comunidad Autónoma lo prohibían debido a la alta incidencia acumulada de casos de coronavirus en Béjar, que hoy alcanza los 238’87 de incidencia acumulada en 14 días, nivel de riesgo alto de contagios, pero que durante varias semanas ha llegado a acercarse a los 400.

Pese a que la concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Béjar, Ana V. Peralejo, se ha pronunciado a favor de la apertura del interior de los restaurantes en las pedanías, argumentándolo en que había consultado a Sanidad de Salamanca y le habían manifestado que los municipios de menos de 5.000 habitantes no están incluidos en las restricciones; consultados los Servicios Jurídicos de la Junta de Castilla y León éstos declaran que las entidades locales menores, forman parte, a todos los efectos, de los municipios a los que están adscritas, y así se contempla en la contabilización de la incidencia acumulada y de los casos de coronavirus, por lo que en las pedanías se deben aplicar las mismas medidas restrictivas, que en el caso de Béjar son que se mantengan cerrados todos los interiores de bares y restaurantes y solo se puedan aceptar reservas en terrazas al aire libre, respetando las distancias y los aforos permitidos.