El aguacate, un gran protector de la salud 

Bueno para el corazón, para la piel y para el sistema nervioso, además de estar considerado una fuente excepcional de antioxidantes
Aguacates

Hablar de aguacate es hablar de una vida saludable y de bienestar físico y emocional. Este alimento es uno de los más completos y es rico en proteínas, minerales, fibra, potasio, oligoelementos... Estas cualidades son las que le convierten en un gran protector de nuestra salud, ese aliado que siempre nos ayudará a que nuestro organismo funcione mucho mejor.

"El aguacate es un alimento muy nutritivo con grandes beneficios, algunos de los cuales la gente todavía no conoce del todo. Esta fruta contiene altos niveles de proteína y potasio, que ayudan a mantener sano el sistema nervioso, además de tener un sabor exquisito y ser el perfecto compañero en todas nuestras comidas", explica Xavier Equihua, CEO de la Organización Mundial del Aguacate.

Mejora la salud intestinal

De acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Illinois, publicado en Journal of Nutrition (avalado por la American Society of Nutrition) comer aguacate como parte de la dieta diaria podría ayudar a mejorar la salud intestinal, gracias a que es un alimento rico en fibra dietética y grasas mono insaturadas. El comer aguacate de forma habitual permite que haya una mayor abundancia de microbios intestinales que descomponen la fibra y producen metabolitos que mejoran la salud intestinal. También cuentan con una mayor diversidad microbiana, en comparación con las personas que no consumen este alimento.

Protege la piel, por dentro y por fuera

¿A que no sabías que el aguacate es una gran fuente de vitamina E? Por cada 100 gramos de esta fruta obtenemos 4,2 gramos de vitamina E, según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Esta vitamina es clave para prevenir la oxidación de las células y ayuda a lucir una piel joven y sana, según señala la WAO.

A diferencia de otros alimentos, el aguacate ayuda a la salud de nuestra piel tanto por dentro como por fuera. Al consumirlo estamos contribuyendo a impedir el envejecimiento temprano de las células y ayudamos a que los tejidos se mantengan fuertes y se renueven de forma natural, además de fortalecer el sistema inmune. Pero también es bien conocida su uso estético como mascarilla facial, oxigenando y reforzando la epidermis, dando como resultado una piel más radiante.

Bueno para el corazón

Según un estudio publicado recientemente en la revista de la Asociación Americana del Corazón, del cual se ha hecho eco la Sociedad Española de Cardiología, un aguacate al día dentro de una dieta moderada en grasa, puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol LDL en personas con sobrepeso y obesidad.


Los resultados son favorables para la ingesta de esta fruta, como parte de una dieta con ingesta moderada de grasa, en relación a una dieta pobre en grasa o una dieta moderada en grasas sin consumo de este producto.

Un complemento ideal para deportistas

Los aguacates contienen 2 gramos de proteínas por cada pieza de 100 gramos, más que otras frutas frescas y que otros alimentos de consumo común, de acuerdo a datos de la WAO. Es por ello que los deportistas profesionales no dudan en incluirlo en su dieta diaria y los médicos lo recomiendan a las personas que hacen actividad física con frecuencia.

Asimismo, unos 200 gramos de aguacate aportan el 33% de las ingestas recomendadas de vitamina B6 para un hombre de 20 a 39 años con actividad física moderada y un 38% en el caso de la mujer con las mismas características, según los estudios de la FEN citados anteriormente.

Regula el sistema nervioso

Otro de los beneficios poco conocidos, pero realmente importantes del aguacate es que ayuda a tener un sistema nervioso más sano. Según destaca la (Fundación Española de la Nutrición (FEN), esto se debe a que este superalimento es rico en ácidos grasos, magnesio y vitaminas del grupo B (B6 y B12, especialmente), convirtiéndolo en un excelente regulador del sistema nervioso y un aliado en las situaciones de estrés, tanto mental como física. Por otro parte, el aguacate es también una importante fuente de potasio, un micronutriente que ayuda al normal funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos.

Un gran antioxidante

Además de ser rico en vitamina E, el aguacate aporta altas dosis de otras vitaminas (C y B), potasio, ácidos grasos mono insaturados y ácidos grasos insaturados, que en conjunto crean un efecto antioxidante en el cuerpo, esencial para evitar el deterioro prematuro de las células y los órganos de nuestro cuerpo (por ejemplo la salud de nuestros ojos). En otras palabras: nos ayuda a combatir los efectos de los radicales libres que, con el paso de los años y junto con una mala alimentación, pueden provocar diversas enfermedades, como la aterosclerosis y dolencias cardiovasculares.