'Palabek, refugio de esperanza' llega al Centro Municipal Integrado de Vistahermosa 

La muestra se completa con la proyección, este viernes, a las 18.30 horas, del cortometraje documental del mismo título, dirigido por Raúl de la Fuente

Una de las fotografías incluidas en esta exposición

El Centro Municipal Integrado de Vistahermosa (C/ Ramón de Mesonero Romanos nº 10-22) acoge  hasta el viernes 16 de abril la exposición de 30 fotografías titulada ‘Palabek. Refugio de esperanza’. En horario de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 14 horas, la muestra, cofinanciada por la Junta de Castilla y León, hace un recorrido por la vida diaria de las personas refugiadas en al asentamiento de Palabek, al norte de Uganda, con breves textos explicativos y que llevan a la reflexión. 

Además, el 9 de abril, viernes, a las 18.30 horas, y con inscripción previa por la limitación de aforos, se proyectará el cortometraje documental del mismo título, dirigido por Raúl de la Fuente (Premio Goya al Mejor Corto Documental en 2014 y en 2019) y se celebrará un videofórum a su finalización

“La guerra es una experiencia destructiva. No sólo destruye casas, sino también corazones. Todo queda atrás, todo desaparece de la noche a la mañana”, recuerda Ubaldino Andrade, misionero salesiano que vive en el asentamiento de refugiados de Palabek, en el documental Palabek. Refugio de esperanza. 


La muestra narra la vida en un asentamiento de refugiados y el trabajo para acoger, proteger, atender y ayudar a personas que han dejado todo atrás.

Más de 37.000 personas en el mundo se convierten en refugiados cada día al huir de sus países por persecuciones, conflictos, desastres naturales... La exposición fotográfica y el documental Palabek. Refugio de esperanza reflejan la vida, los dramas, los sueños y, sobre todo, los deseos de paz de los refugiados para poder regresar a sus hogares.

Uganda acoge a más de 1,2 millones de refugiados. En el norte del país, una veintena de asentamientos, la mayoría colapsados, ofrece a los refugiados la oportunidad de empezar una nueva vida. Palabek, con 400 km2, fue el último en abrirse, en 2017. Está preparado para acoger a 150.000 personas. De momento, más de 56.000 ya se han establecido, la mayoría mujeres, jóvenes y niños, y el número aumenta cada día.

El conflicto en Sudán del Sur lleva ya siete años abierto. Ha dejado más de 320.000 muertos, dos millones de desplazados y más de 2,5 millones de refugiados en Kenia, República Democrática del Congo, Sudán, Etiopía y, sobre todo, Uganda.