Denuncian la pérdida de 184 enfermeras de refuerzo en Salamanca, cuyos contratos acabaron el 31 de marzo

Había  220 por encima de la plantilla para hacer frente a las necesidades de la población en  pandemia, pero a partir del 1 de abril han quedado reducidas a 36

Foto de archivo de una enfermera en una de las vacunaciones masivas de Vitigudino

UGT Salamanca ha denunciado el cese de enfermeras coincidiendo con el inicio de la vacunación masiva.  “Hasta el 31 de marzo había enfermeras y no había vacunas, desde ese día hay vacunas, pero no hay enfermeras”, explican.

Desde este sindicato hablan de “la deplorable gestión de la Gerencia Regional ante el cese del Personal de Enfermería contratado en Atención Primaria en puertas de la vacunación masiva de la población. A 31 de marzo contábamos con una contratación de 220 enfermeras por encima de plantilla para hacer frente a las necesidades de la población en estas circunstancias de pandemia, a partir del 1 de abril han quedado reducidas a 36”.

En este sentido, recuerdan que “muchos de estos sanitarios llevan un año encadenando contratos precarios en plena crisis sanitaria, por lo que su cese va a tener varias consecuencias terribles, por un lado, y en el mejor de los casos se abre una guerra terrible entre las diferentes gerencias para ‘robarse’ profesionales, lo que repercutirá negativamente en las provincias con mayor déficit de personal, y aún más peligrosos, que al estar disponibles sean llamados por otras comunidades con mejores condiciones laborales y salariales, lo que se traducirá en un éxodo de estos profesionales tan necesarias en este momento en nuestra provincia”.


Además, añaden que “otra consecuencia de esta mala gestión es la desatención de la población con otras patologías puesto que el mayor volumen de enfermería va a estar volcada en la vacunación, no se sabe durante cuánto tiempo, para compensar que Salamanca está a la cola de la Comunidad en número de vacunas puestas, se va a destinar el grueso de enfermería de Atención Primaria a esta labor”.

Los responsables de UGT Salamanca lamentan que “en la recta final de la pandemia, cuando se atisba un poco de luz gracias a la vacunación nuestros gestores no quieran invertir en Sanidad, si esto es así en este momento, que nos espera cuando esta situación remita. Mientras todos los estudios recientes apuntan al refuerzo de la Atención Primaria como eslabón fundamental en la prevención y el cuidado de la salud de la población, la Gerencia Regional la hace cada vez más insignificante ¿esta es la Sanidad Pública que quieren instaurar en la Comunidad?, ¿Esta es la Sanidad Pública que queremos los ciudadanos?”.