La Sierra al día

Sequeros, villa idílica en el corazón de la Sierra de Francia

La villa, declarada Conjunto Histórico, ofrece gastronomía, naturaleza y mucha historia para visitar

Tradición vinícola, enclave natural y profunda historia, es un buen resumen de la villa de Sequeros, en plena Sierra de Francia. La localidad abre sus puertas a los visitantes con una sólida oferta turística y el encanto de la autenticidad serrana.

Por las calles de la mano de tu propio móvil
Una de las mejores maneras de conocer Sequeros es recorrer sus calles guiados de la mano de su ruta urbana que permite a los visitantes conocer todos los detalles de la localidad con la ayuda de sus propios dispositivos móviles. La ruta un recorrido principal y otros dos secundarios que complementan la experiencia. De esta manera se puede visitar esta villa, declarada Conjunto Histórico, que une la belleza de lo tradicional con las antiguas costumbres y larga historia aún presente en sus calles.

La ruta principal tiene su inicio en la plaza del Altozano y transcurre por algunos de los espacios más destacados de la localidad como el teatro, la Torre del Concejo, la iglesia o la plaza de Eloy Bullón.  Los otros recorridos llevan al visitante a parajes tan emblemáticos como el Mirador de la Cabezuela, partiendo del parque de El Barrero; o al Santuario del Robledo desde la ermita del Humilladero para después volver al pueblo por la cuesta de la Moriana y los lavaderos. 

Todos estos lugares están debidamente señalizados mediante unos carteles informativos que además cuentan con un código QR que da acceso a través de dispositivos móviles a la información en tres idiomas: español, francés e inglés. Esta propuesta es pionera en la Sierra de Francia al ser la primera de estas características en ofrecerse al público y lleva en activo desde el pasado 2015. Con la ayuda del punto de información turística convierte cualquier visita a la localidad en toda una experiencia turística.


Enclave natural
Al igual que el resto de la Sierra de Francia, Sequeros cuenta con una riqueza natural excepcional. Los visitantes que pasen por el pueblo pueden continuar su camino a través de varias rutas senderistas. Una de las más destacadas es la del Bosque de los Espejos, que forma parte de las Rutas del Arte en la Naturaleza, de la Diputación de Salamanca. Es un camino circular, que discurre entre los municipios de San Martín del Castañar, Sequeros y Las Casas del Conde. El recorrido, de 9,2 kilómetros, permite disfrutar del Parque Natural de Las Batuecas - Sierra de Francia, donde se han instalado obras de arte que sorprenden al paseante. El camino es una invitación a mirar de otro modo, leer desde el arte el paisaje, atravesar el espejo o adivinar reflejos imposibles.