“La iglesia de San Julián dio refugio a Jesús Nazareno”, José María Santiago Guervós, hermano mayor

“Este año lo único que hacemos, manteniendo todas las medidas y con aforos muy limitados, es retrasmitir el triduo pascual”

José María Santiago Guervós, hermano mayor de la Congregación de Jesús Nazareno. | Jorge Holguera

En torno a 410 miembros forman la Ilustre y Venerable Congregación de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Entierro. José María Santiago Guervós, hermano mayor, desde la entrada principal de la iglesia de San Julián ofrece respuestas a las siguientes preguntas.

¿Por qué se distingue su cofradía?

Es una escisión de la Veracruz que se fundó en 1689. Tiene mucha antigüedad, es una cofradía de mucha solera.

¿Con qué imágenes cuentan?

La titular es Nuestro Padre Jesús Nazareno, es una imagen de 1716. El paso se llama Jesús en la calle de la Amargura y consta de cinco de figuras: Jesús Nazareno, el Cirineo, un judío, la Virgen María y un romano. Es un misterio en la calle. Luego también está el Santo Entierro, es Jesús cuando lo están poniendo en el sepulcro. Su escultor es Macias. Este grupo escultórico también se compone de cinco figuras: Jesús, los dos que le sujetan, María y María Magdalena.

¿Por qué es significativo para ustedes el lugar en el que estamos haciendo la entrevista?

En 1716 sale por primera vez la imagen. Estábamos en los capuchinos, de ahí nos trasladamos a un convento que había en la plaza de Colón. A partir de la francesada nos refugiamos en esta iglesia de San Julián, porque era parroquia y los franceses entonces respetaban las parroquias. Nos dio refugio esta iglesia y permanecemos aquí hasta nuestros días. La vinculación es que esta iglesia da refugio a Jesús Nazareno en un momento en que los franceses están destruyendo las iglesias para construir fortificaciones.


¿Qué harán este año?

Este año los actos más importantes de la cofradía que era un triduo, más la comunión general, que era un domingo, donde se imponían medallas y demás, y el vía crucis de la catedral también lo hemos suspendido. Lo que hemos hecho es concentrar en la Semana Santa el triduo pascual, que es Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado de Gloria. Tenemos una exposición en la iglesia con todos los enseres e imágenes que tenemos desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección. Lo único que hacemos, manteniendo todas las medidas y con aforos muy limitados, es retrasmitir el triduo pascual.

¿Qué echarán más de menos?

El encuentro con los hermanos, el poder salir en procesión. Estás todo el año preparando para poder salir. Reunirte con los hermanos, la comunión general, todo. Es muy difícil decir algo en concreto.

¿Con qué obra social cuentan?

Normalmente ayudamos a la parroquia, para que ayuden a los pobres con dinero. Algo muy vinculado con la cofradía es la visita a los enfermos.

¿Cómo invita a vivir esta Semana Santa?

Invito a que la vivamos cada uno dentro de nosotros, rezando por la gente que ya no está aquí y procurando estar tranquilamente. Qué mejor Semana Santa que rezando para uno mismo y para nosotros mismos, sin grandes aglomeraciones. No es momento, por respeto a toda esa gente que ha fallecido, quizá lo que nos corresponda este año sea la tranquilidad, el rezo, con uno mismo.