Todo sobre las alergias: qué son y principales tipos

El sistema inmune reacciona estas sustancias e intenta neutralizarlas a través de mecanismos que se vuelven dañinos contra el propio organismo generando los conocidos síntomas de las alergias

Las alergias están presentes en el día a día de muchas personas hasta el punto de que casi todas las personas son alérgicas a algún tipo de alimento, al polen o algún medicamento. Estas reacciones del organismo frente a sustancias externas son frecuentes, especialmente desde los últimos 20 a 30 años por causas fundamentalmente ambientales y del entorno.

No existe una respuesta clara a porque se producen las alergias, aunque sí podemos ver que son las alergias y qué tipos de alergias existen en la actualidad. Para casi cualquier alergia existen tratamientos para alergias para disminuir o hacer desaparecer sus molestos síntomas. Vamos a ver todo sobre las alergias a continuación.

¿Qué son las alergias?

Las alergias son reacciones de defensa del organismo frente a agentes externos que entran en contacto con nuestro cuerpo. Estos agentes o sustancias externas penetran a través del aparato respiratorio, a través de la piel vía picaduras o inyecciones, en el aparato digestivo o absorbidas por la piel por contacto. El sistema inmune reacciona estas sustancias e intenta neutralizarlas a través de mecanismos que se vuelven dañinos contra el propio organismo generando los conocidos síntomas de las alergias.

El sistema inmune de las personas sin alergias reacciona de forma correcta a estos agentes externos evitando la reacción alérgica. Entre los síntomas de alergias más habituales podemos encontrar los siguientes:

Congestión nasal

Aumento de la mucosidad

Estornudos frecuentes

Enrojecimiento de los ojos

Tos seca

Sonido en el pecho al respirar

Dificultad al respirar

Tipos de alergias

Según la vía de afectación a las personas, las alergias se pueden clasificar de la siguiente forma:

Alergias respiratorias

Son las alergias que afectan al proceso de la respiración. El problema tiene su origen en los pulmones o vías respiratorias dificultando una respiración normal del individuo. Esto genera problemas como la tos, silbidos al respirar o problemas de mayor gravedad como el asma. Son alergias que, de forma general, se generan por inhalación, aunque no siempre es así.

Alergias cutáneas

Son alergias que se originan por el contacto, aunque también por ingestión. Lo más habitual es la aparición de problemas en la piel, como llagas, urticarias, eccemas o úlceras en los casos de mayor gravedad. Muchas dermatitis tienen su origen en reacciones alérgicas de distinto tipo. 


Alergias oculares

Las alergias oculares son de las más molestas y se producen porque el alérgeno en cuestión toma contacto con nuestros ojos. Se generan reacciones como el picor ocular, el lagrimeo o conjuntivitis en los casos de mayor incidencia del alérgeno. 

Alergias nasales

Es quizás el tipo de alergia más visible, pues se manifiesta rápidamente a través de estornudos, mucosidad o picor nasal. Se pueden confundir con resfriados o procesos gripales y se originan por la inhalación del alérgeno en la mayoría de los casos.

Alergias digestivas

Son alergias que se producen como consecuencia de la ingesta de alimentos u otras sustancias. Las alergias digestivas se pueden manifestar a través de inflamación del estómago, problemas gastrointestinales o diarrea y vómitos en los casos de mayor gravedad. 

Variedades de alergias más frecuentes

Las variedades de alergias más extendidas entre la población son:

Alergia estacional

Es el proceso alérgico que se produce en un periodo concreto del año como consecuencia de la polinización de determinadas plantas o árboles. Suele aparecer en la primavera y se manifiesta tanto con alergias oculares como nasales y respiratorias. Existen tratamientos para aminorar sus efectos.

Alergia alimentaria

La persona alérgica genera una reacción potencialmente peligrosa al ingerir algún tipo de alimento o sustancia. Las alergias alimentarias son comunes y se generan hacia el consumo de marisco, frutas, setas o frutos secos, fundamentalmente. Tan solo hay que evitar la ingesta para evitar la reacción alérgica.

Alergias a los medicamentos

Los medicamentos pueden también producir alergias y pueden agravar la situación del paciente afectado. La reacción puede ser moderada o extrema dependiendo del nivel de la ingesta y por ello los médicos siempre preguntan antes de recetarnos algo si somos alérgicos a algún medicamento.

Como se puede apreciar, las alergias pueden influir de manera notable en el día a día de quienes las padecen. Hacer uso de tratamientos para hacerle frente es la única solución para poder mejorar nuestra calidad de vida evitando que nos afecte de forma negativa a nuestra salud.