UGT pide que acabe con el "agravio" de los profesores de centros concertados especiales y perciban la paga por antigüedad

Asegura que "es sangrante y ofensiva la discriminación hacia estos trabajadores " y, por eso, reclaman "con urgencia un acuerdo autonómico"

Representantes de la Federación de Servicios Públicos de UGTCyL en un acto anterior. Foto EP

La Federación de Servicios Públicos de UGTCyL ha iniciado hoy una campaña de recogida de firmas en los centros concertados de Educación Especial para exigir que los trabajadores de dichos centros "tengan los mismos derechos que sus compañeros de los centros concertados ordinarios".

Y es que, según UGT, en la actualidad, existe un "agravio" comparativo entre los profesores de la Educación concertada especial y la concertada ordinaria ya que en el primer caso, el profesorado no perciben el complemento denominado 'Paga por Antigüedad (PEA)'.

Para la UGT de Castilla y León, "es sangrante y ofensiva la discriminación hacia los trabajadores de la educación especial que sufre la Comunidad" y, por eso, reclaman "con urgencia" a la Consejería de Educación "un acuerdo autonómico que permita a los trabajadores de los centros de la Educación Especial Concertada optar al cobro de la PEA".


De hecho, diversas comunidades, como La Rioja, Castilla La Mancha, Murcia, Extremadura, Madrid o Asturias, han firmado ya acuerdos similares con las organizaciones sindicales correspondientes con el fin de conseguir este complemento para los trabajadores de la Educación Especial Concertada.

Por eso, desde UGTCyL han exigido a la Consejería de
Educación la aplicación del XIV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de atención a personas con discapacidad donde se prevé el abono de la citada paga previo compromiso de pago por parte de la Administración educativa.

El número de centros concertados de Educación Especial en Castilla y León es escaso, por lo que los representantes sindicales de UGT calculan que el abono de este complemento "sería perfectamente asumible" por parte de la Administración y evitaría "discriminaciones".