“Va a ser una Semana Santa muy interiorizada en cada uno”, Francisco Ballesteros Ballesteros, presidente

Sobre todo echarán de menos salir a procesionar y la vida normal

Francisco Ballesteros, presidente de la Ilustre cofradía de la Santa Cruz del Redentor y de la Purísima Concepción de la Virgen, su madre. | Jorge Holguera

Este año la Semana Santa será muy diferente y se echará de menos uno de los símbolos más evidentes, las procesiones, razón por la cual desde SALAMANCA AL DÍA realizamos un acercamiento a las cofradías, hermandades y congregaciones de la ciudad a través de entrevistas a sus representantes.

Junto a la Capilla de la Santa Vera Cruz entrevistamos a Francisco Ballesteros Ballesteros, presidente de la Ilustre cofradía de la Santa Cruz del Redentor y de la Purísima Concepción de la Virgen, su madre. Es la más antigua de Salamanca, y una de las primeras España.

¿Qué es lo que distingue a esta cofradía?

Está fundada en 1506, y lleva desde entonces activa. Hace el número cinco en toda España. Es la más antigua de Salamanca.

¿Cuántos cofrades son?

Alrededor de 400 cofrades.

¿Con qué tallas cuentan?

La titular es la Inmaculada, tenemos la Virgen de los Dolores, el Cristo Resucitado, el Doctrinos, el Lignum Crucis, que es la insignia de la cofradía, El Cristo de los Azotes, las Tres Marías, la Virgen de la Amargura, la de la Alegría,

¿Por qué es significativo este lugar para ustedes?

Porque es la capilla originaria de la cofradía, se reformo en 1718.

¿Qué van a hacer este año?

Los que podamos en principio. Tenemos programados varios actos. Estamos supeditados a dónde va a ser el lugar. Si es en el interior el aforo va a ser muy reducido. Tenemos tres propuestas, en el exterior, que es dónde se hace el descendimiento todos los años, haríamos el Vía Matris en este espacio, delimitando el acceso y situando las sillas que nos permita el espacio. Son tres días, el viernes de Dolores, el Viernes Santo, que es el descendimiento, y el Domingo de Ramos. Hemos solicitado poder hacer estos tres actos para los cofrades en el exterior, el resto sería en el interior. Estamos pendientes, a ver qué pasa.


¿Qué echarán más de menos?

Poder salir a procesionar y la vida normal. El año pasado se cortó todo de repente. La primera toma de contacto es este año y tiene que ser en estas condiciones, es muy diferente.

¿Con qué obra social cuentan?

Hemos cambiado la directiva, hemos tomado posesión en octubre. La última que hemos hecho ha sido un donativo a una ONG de Salamanca en unión con todas las cofradías de la ciudad. Hacemos recogidas de alimentos, sobre todo, recogida económica, de ropa. La última de navidades fue de alimentos, se la donamos a Cáritas.

¿Cómo invita a vivir esta Semana Santa?

Lamentablemente, los contactos sociales están muy limitados, entonces con recogimiento. Va a ser una Semana Santa muy interiorizada en cada uno. Luego, lo que podamos hacer, si es en interior, con menos gente, si es en el exterior, con más gente.