Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

El PSOE reclama a la Junta medidas urgentes para evitar el cierre definitivo de los centros de enseñanza del español en Salamanca

Los concejales socialistas defenderán que se considere a estas escuelas como empresas integrantes o dependientes de la cadena de valor del sector turístico

José Luis Mateos, portavoz municipal del PSOE. Foto PSOE

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca pedirá unanimidad en el próximo Pleno para apoyar a los centros de enseñanza del español para extranjeros de la ciudad y exigir a la Junta de Castilla y León que tome las decisiones necesarias con el fin de considerar a estas escuelas como empresas integrantes o dependientes de la cadena de valor del turismo y aliviar así el impacto de la crisis sanitaria en el sector.

El PSOE recuerda que “el sector de la enseñanza del español en Salamanca es uno de los principales motores económicos de la ciudad y un referente en toda España, por lo que respalda firmemente sus reivindicaciones ante el rechazo del Gobierno autonómico formado por PP y Ciudadanos a garantizar su supervivencia con medidas adecuadas a la delicada situación que atraviesan debido a la crisis sanitaria”. 

Antes de la pandemia, Castilla y León atraía a más de 50.000 estudiantes de español y, en concreto, 35.000 llegaban a la capital salmantina. Según la Asociación de Escuelas de Español de la Comunidad, la facturación rondaba los 42 millones de euros anuales. “Además de generar empleo directo para la inmersión lingüística de alumnos extranjeros, este sector es un gran dinamizador de la economía local al fomentar empleo indirecto en otros sectores adscritos al turismo, como los relacionados con alojamientos, transportes, agencias de viajes, guías turísticos, actividades de turismo activo, rural, gastronómico, histórico, museístico o cultural”, argumentan.

Sin embargo, la crisis sanitaria derivada de la COVID-19 provocó en 2020 la suspensión de todas las actividades de la enseñanza del español, lo que de facto supuso el cierre de las escuelas, el pase al ERTE de la mayor parte de sus trabajadores y la falta total de expectativas de actividad para este año 2021, así como una absoluta incertidumbre respecto a su viabilidad futura.


La Federación Española de Escuelas de Español como Lengua Extranjera ha certificado que las circunstancias excepcionales derivadas de la COVID-19 suponen grandes pérdidas económicas, casi la totalidad de la facturación, y que la continuidad de los centros, así como los puestos de trabajo vinculados, dependen de su inclusión en el Real Decreto-Ley 30/2020 de 19 de septiembre de medidas sociales en defensa del empleo, que mantiene el apoyo a determinados sectores, con una elevada tasa de cobertura por ERTE y una reducida tasa de recuperación de actividad, como es el caso del sector turístico.

Por este motivo, los centros de Salamanca de enseñanza del español acreditados legalmente han solicitado a la Junta de Castilla y León que se les considere integrantes de la cadena de valor o dependientes indirectamente de las actividades turísticas incluidas en dicho decreto que requieren una especial protección. “Sin embargo, a pesar de la importancia de esta solicitud, las Oficinas de Trabajo de la Administración autonómica están emitiendo resoluciones denegatorias”, explican los socialistas.

Por eso, añaden que “la denegación de estas solicitudes está significando un gravísimo perjuicio económico a los centros de español para extranjeros de Salamanca y está poniendo en riesgo su supervivencia. Además, señala que en otras Comunidades sí se está estimando esta reivindicación, al considerar que la actividad desarrollada por esos centros complementa y forma parte del sector turístico, y sí se está actuando a tiempo para garantizar una situación más favorable para su recuperación económica”.