Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Las ínfulas de F. Mañueco en la pandemia

Seguimos sin saber qué impulsó al presidente de la Junta de Castilla y León saltarse a la torera la normativa del decreto del Estado de Alarma ¿Tenia razones jurídicas, políticas y sanitarias para adelantar el toque de queda?  Pues no, y hemos estado un mes así. Según la resolución del Tribunal Supremo se ha estado coartando la libertad de circulación de los ciudadanos con el decreto de la Junta del 16 de enero.
Creemos más bien que fue una tomadura de pelo con estrategia política de por medio. Y en el fondo, el ya exministro Illa y Mañueco estaban muy de acuerdo.

 El Tribunal Supremo suspendió cautelarmente el toque de queda decretado por Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León a las 20 horas. Vuelve a fijarse entre las 22.00 horas y las 6 de la mañana.

Ya llevamos cerca de 11.000 muertos en esta pandemia. La autonomía castellanoleonesa persiste en una tasa de contagios de las más altas de España. Las UCI están a tope; existe un gran descontrol  en la transmisión del virus y cierto caos en las dosis de vacunación ... Algo se hace mal, muy mal, a pesar de tanta palabrería del señor Mañueco. La alta ocupación hospitalaria sitúa a más de la mitad de ellas en riesgo extremo. La incidencia acumulada está por encima de 370 personas. Por eso la Covid-19 –y sus variantes– continúa siendo una fuerte amenaza, letal, para la salud de los castellanoleoneses.

Seguimos sin saber qué impulsó al presidente de la Junta de Castilla y León saltarse a la torera la normativa del decreto del Estado de Alarma ¿Tenia razones jurídicas, políticas y sanitarias para adelantar el toque de queda?  Pues no, y hemos estado un mes así. Según la resolución del Tribunal Supremo se ha estado coartando la libertad de circulación de los ciudadanos con el decreto de la Junta del 16 de enero.

Creemos más bien que fue una tomadura de pelo con estrategia política de por medio. Y en el fondo, el ya exministro Illa y Mañueco estaban muy de acuerdo. Tú haces esto, yo me doy media vuelta aunque ponga un recurso, pero sin medidas cautelares. Y luego tú das cifras de bajada de la presión y de la incidencia pandémica y ´tal y cual y pascual´. Tu consigues tus laureles y nosotros te decimos que esa decisión era demasiado compleja y que no tendrás costas por equivocarte de ´buena fe´.
 Han pasado 30 días –un mes entero– en el que Mañueco llevaba la delantera al Gobierno. Ha querido disfrazarse como un hombre de Estado eficaz y moderado, al estilo del presidente gallego Núñez Feijóo. Y se cree que con ello ha salvado vidas y en parte a las comercios y hostelería. Pues, no.

Mañueco alegó que su medida restrictiva ha ayudado a disminuir la ola de contagios. Mentira, pues otras autonomías sin esas normas la están bajando aún más que C y L.

El presidente castellanoleonés insiste aún en que si el Ejecutivo de Pésanchez hubiera pensado que se estaban vulnerando derechos fundamentales, hubiera solicitado su suspensión cautelarísima. Listísimo este Mañueco, a la vez que mentiroso. 
P. Fernández de Podemos C y L ha acusado a Mañueco de "mentir a todos" en un momento de tanta gravedad y de encabezar un Gobierno "que en vez de dialogar impone". "En sus comparecencias parlamentarias no se ven ni un atisbo de autocrítica sobre la pandemia del covid-19. Mañueco se empeñó y mantuvo un órdago pese al aviso de Sanidad y los informes previos de los expertos jurídicos. 

Como siempre, el nefasto Mañueco se dedica a hablar por hablar, prometer por prometer, sin hacer nada, y a teorizar sobre cosas que no pueden ser ni serán. Pero con sus monsergas consigue que se hable de él en los media como un político ponderado y tachado de altos valores éticos.                                   

En este sentido, Tudanca, la oposición del PSOE en C y L, ve "intolerable" el "triunfalismo" de Mañueco y le acusa de venderse como "salva patrias". Y, junto a toda la oposición del parlamento castellanoleonés, piden la dimisión del político pepero. Hasta organizaciones cristianas (la ultra-católica Abogados Cristianos) va a pedir su cese.

El abogado abulense Marfull presentó denuncia contra el jefe del Ejecutivo de C y L por prevaricación, y ahora le añade un posible delito continuado. Ver para creer…Ya advertimos de que era un error tomar la decisión de esta manera de actuar tan unilateral, pero la cabezonería de Fernández-Mañueco es inagotable.

El objetivo fundamental del presidente Mañueco, y lo repitió varias veces, era salvar la Navidad. Pero en las fiestas navideñas, la Junta de C y L estableció unas medidas de las más laxas de España, junto a la Comunidad de Madrid. De aquellos barros vienen estos lodos. Así que eso de salvar vidas es un camelo que se inventaron P.Igea y Mañueco para excusar su metedura de pata.

Las ínfulas de Mañueco ante la legitimidad de sus medidas anti Covid frente al Gobierno han sido descaradas. Han utilizado argumentos “falaces y propios de tiranos” sobre el toque de queda. Se ha imaginado que él era el propio Gobierno, o se ha creído que era Napoleón o Pepe Botella. De risa este Fernández Mañueco, que dudaba que el Ejecutivo de Pésanchez estaba legitimado para recurrir su toque de queda. Y estaba convencido de que el Supremo respaldaría su decisión, basada en la "protección de la vida y la salud". Pero no ha sido así.

Y por eso, inexplicablemente, Mañueco contraataca duramente con otro decreto que suspende a las 20.00 horas toda actividad no esencial (hostelería, comercio, ocio, cultura…) Y estará vigente hasta 23 febrero, o sea, apenas tres días.
Los hosteleros y comerciantes expresan “su hartazgo ante estos despropósitos de la Junta”, y auguran una mayor aumento de los botellones y de las fiestas en casas y locales, ilegales. Tachan la actitud de la Junta de “lamentable y déspota”.

No es solo que sea una pérdida de esfuerzo, es que mina la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y en la autoridad. Llegará un momento en el que la gente va a cuestionar las medidas que se toman. Pues Mañueco, como es su costumbre, dice una cosa -o la promete–  y luego hace la contraria.

Nos tomaron el pelo. Decían por activa y por pasiva, ya cansinamente, que tenían sumo interés en nuestra salud y economía, pero lo han disimilado mucho. Más bien, Illa y Mañueco con Igea y V. Casado, parece que han jugado a sus perversas y burdas estrategias de poder.

Unos quieren levantar ya las restricciones (Mañueco, ´Pigea´), otros (V. Casado y la oposición parlamentaria), mantenerlas algún tiempo más.

En el camarote de los hermanos Marx había menos confusión y bulla que en la Junta de Castilla y León.
Pues que ´les den´, otra vez…