Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

CSIF denuncia que Justicia no hace los reconocimientos médicos anuales a sus trabajadores desde 2019

Además, señalan la necesidad de que se repartan mascarillas FFP2, y de que se doten de filtros HEPA a los juzgados

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) CSIF ha exigido al Ministerio de Justicia que realice los reconocimientos médicos anuales --incluyendo una prueba Covid-19-- a sus trabajadores, que en Castilla y León suman unos 2.500, de ellos, 650 en Valladolid puesto que "ni en 2019 ni en 2020 se han realizado esos reconocimientos, en el ámbito de Justicia no transferido".

Asimismo, CSIF ha reiterado, en un comunicado remitido a Europa Press, la necesidad de que se repartan mascarillas FFP2, y de que se doten de filtros HEPA a todos los órganos judiciales.

CSIF explica que ha tenido conocimiento de que la Junta de Contratación del Ministerio de Justicia ha desistido unilateralmente del expediente de contratación abierto en el 2019 para la contratación de la vigilancia de la salud, lo cual, según advierte la central sindical "provocará nuevos retrasos a la hora de programar los reconocimientos médicos a los trabajadores".

Es por ello que CSIF se ha dirigido al Ministerio para reclamarle que, "de manera inmediata", proceda a realizar cuantas gestiones sean necesarias para cumplir con la obligación legal de vigilancia de la salud que establece la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con carácter periódico.

"Una vez más, se muestra la absoluta falta de previsión y coordinación del Ministerio en materia de Prevención de Riesgos Laborales, que merma los derechos de los trabajadores del ámbito no transferido", ha incidido CSIF, que rechaza que el Gobierno se excuse en la situación de pandemia vivida a lo largo del 2020, "puesto que ya desde el 2019 no se programaron nuevos reconocimientos médicos, y los que se hicieron en ese ejercicio se correspondían con la programación del 2018".


Durante 2020, añade el sindicato, "únicamente se ha acudido a un servicio de prevención ajeno, para la valoración de los trabajadores con patologías de riesgo en relación con la Covid-19, y ahora, con la decisión respecto a los casos positivos y sus circunstancias".

Además, a esta reclamación de los reconocimientos médicos, se unen otras efectuadas en los últimos días, como la dotación de mascarillas FFP2 a todos los funcionarios de la Administración de Justicia, y en particular a aquellos que, por motivo de las funciones que desempeñan, se encuentran más expuestos al contagio de la Covid-19.

También se ha insistido al Ministerio en la necesidad de dotar de filtros HEPA a los sistemas de renovación del aire en los edificios judiciales, y la importancia de realizar mediciones periódicas de CO2, que garanticen la adecuada calidad del aire de las sedes judiciales.