Advertisement Advertisement
Jueves, 4 de marzo de 2021

Casado cree "salvo un gran disgusto" los contagios seguirán bajando y defiende que se afronta "el túnel de salida"

La pandemia ha supuesto un gasto en la Comunidad de casi 400 millones de euros, 33 de ellos durante el mes de enero y el resto en 2020

Verónica Casado, consejera de Sanidad de Castilla y León

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha defendido este viernes que con arreglo a los datos salvo "un gran disgusto" los contagios por Covid-19 seguirán bajando en la Comunidad durante los próximos días, al tiempo que ha señalado que se ha registrado menos mortalidad en la tercera ola que en las anteriores pese al volumen de contagios.

"Da la impresión de que, salvo un nuevo gran disgusto, puede seguir en línea de descenso así lo deseamos firmemente", ha defendido Casado en su comparecencia ante la Comisión de Sanidad de las Cortes, donde ha relatado que el 23 de enero fue el día "más dramático" de esta tercera ola al declarar 3.183 casos nuevos en 24 horas cuando a día de hoy la cifra es de 406 caso, aunque ha advertido cierta preocupación en Soria.

En este sentido, en respuesta a los distintos grupos parlamentarios, la consejera ha apuntado a que cree que actualmente se afronta el "túnel de salida", aunque ha advertido de los riesgos de la "postpandemia", en lo que ya se trabaja desde la Administración.

"La tercera ola ha sido mucho más agresiva que la segunda, casi alcanzando la primera, aunque ha mostrado mucha menos mortalidad", ha defendido Casado, quien ha insistido en que esta última oleada de Covid ha sido "muy intensa".

Casado ha asegurado que desde enero la pandemia "ha golpeado duro", tras lo que ha señalado que es cierto que ha habido "mucho diagnóstico" y ha apuntado como causas de estos contagios el incremento de contactos en Navidad y la cepa británica como responsable de la intensidad en la cifra de casos.

La consejera ha destacado que se ha continuado el trabajo con los expertos desde la premisa de aunar "ciencia y política" y con Castilla y León como una única área. "Las decisiones se han tomado y se han aplicado siempre en base a indicadores epidemiológicos, sanitarios y la evidencia disponible".

Sobre las medidas propuestas por la Junta en el Consejo Interterritorial la consejera ha insistido en la solicitud de Castilla y León de contar con una "unidad de criterio" y "unidad de acción" entre todas las autonomías, así como herramientas jurídicas precisas que permitan actuar a las comunidades en caso de un incremento de contagios.

La consejera ha asegurado que su mayor preocupación actual es la situación hospitalaria y la situación de las unidades de críticos. "Tenemos porcentajes de ocupación por Covid muy elevada", aunque "afortunadamente" estas tasas ya bajan y se sitúan por debajo del 50 por ciento.

"Esto es un punto crítico para adoptar decisiones en torno a una posible desescalada", ha insistido Casado, quien ha detallado que la actividad quirúrgica programada se ha visto muy afectada durante la última semana de enero y la primera mitad de febrero cuando se registró una reducción de hasta el 65 por ciento de la actividad normal.

Ante esta situación, desde Sanidad se recurrió a la colaboración de agentes externos para mantener la actividad, en concreto de la sanidad privada, mientras que las intervenciones de prioridad uno se han mantenido en plazo durante estas semanas. Casado ha reiterado que las pruebas diagnósticas y las consultas externas casi no han sufrido alteraciones a nivel global y actualmente ya se ha recuperado más de la mitad de la actividad quirúrgica total.

"La tercera ola ha sido mucho más agresiva que la segunda, casi alcanzando la primera, aunque ha mostrado mucha menos mortalidad", ha defendido Casado.

ACTUACIONES

Verónica Casado ha defendido el trabajo realizado por su equipo en la Consejería y ha relatado el conjunto de actuaciones que se han desarrollado durante toda la pandemia. Así, en esta tercera ola ha detallado como medidas sanitarias la detección a gran escala con cribados asistenciales, selectivos y oportunistas, el refuerzo a profesionales y centros; la reorganización de personal y servicios; el incremento de la seguridad laboral y circuitos separados y la vacunación que es la "esperanza".


"Necesitamos 176.000 vacunas semanales para llegar al 70 por ciento antes del verano y tenemos 45.000", ha señalado, quien ha defendido el trabajo realizado desde la UE y desde el Ministerio en este sentido.

En cuanto a las medidas no sanitarias la consejera ha insistido en las medidas restrictivas, el desarrollo de nuevas tecnologías y la coordinación dentro del Consejo Interterritorial de Salud desde donde se marcó el semáforo de incidencias y actuaciones, la estrategia de Navidad y la de vacunación. "Se han ido aplicando herramientas y adoptando medidas en base a la evidencia disponible", ha defendido.

En este apartado la consejera ha reiterado que las escaladas deben ser "rápida" y la desescalada "lenta" y siempre en base a indicadores epidemiológicos y sanitarios. "Siempre se han aplicado medidas restrictivas en base a la científica disponible en el momento, buscando, siempre, aquellas que tuviesen mayor efectividad", ha defendido, tras lo que ha vuelto a reclamar un nuevo semáforo.

Verónica Casado ha insistido en que las medidas adoptadas siempre se han basado en la evidencia y ha reconocido ante la Comisión que la ciencia ha demostrado que existen lugares "hipercontagiadores" como los restaurantes, gimnasios, cafeterías, hoteles, lugares de culto y consultas médicas.

De este modo, ha asegurado que las medidas sanitarias más eficaces han sido aquellas que limitan los encuentros de personas en grupo, grandes o pequeños, por un periodo alto de tiempo. Del mismo modo ha defendido que las limitaciones de movimiento, el toque de queda, las barreras fronterizas y la comunicación a la ciudadanía han sido herramientas también importantes.

"Nuestra Comunidad está en la parte baja de la tabla si comparamos la cantidad de medidas restrictivas durante esta tercera ola", ha manifestado Casado.

Por otra parte, la titular de Sanidad se ha detenido, en cuanto a las medidas sanitarias, en la estrategia de cribados y ha defendido que se ha visto como una herramienta "muy efectiva" a la hora de poner fuera de circulación a personas contagiadas, casi siempre asintomáticas , para romper así la cadena de contagio. En concreto, en esta tercera ola se han realizado 136 cribados con 337.283 test, de los que 3.130 fueron positivos, lo que supone una incidencia acumulada de 928 casos por 100.000 habitantes.

"Castilla y León es de las regiones de Europa que mayor esfuerzo está realizando en la detección precoz de caos y aislamiento rápido", ha defendido.

Ante la Comisión de Sanidad, Casado ha relatado las actividades y los dispositivos de apoyo y refuerzo y ha asegurado que se mantienen los casi 5.000 contratos que se han realizado expresamente para reforzar los servicios. Así, ha detallado que se han realizado contratos a más de 250 médicos, 2.100 enfermeras y más de 1.400 TCAEs. "Se han agotado las bolsas de empleo en todas las áreas", ha asegurado la consejera.

GASTO COVID

Así, en el capítulo de gasto, Casado ha detallado que en 2020 el gasto Covid supuso casi 400 millones de euros y en enero ha supuesto 33 millones de euros más. La partida más grande obedece a la atención hospitalaria con 5,3 millones; gasto farmacéutico con 12,8 millones de euros o los conciertos hospitalarios con 2,1 millones de euros en 2021.

Así, en enero se han gastado también 10,3 millones de euros en personal y 2,3 millones en recetas médicas hasta alcanzar los 33 millones de euros.

Durante 2020 el gasto total en Covid fue de 397 millones de euros, la cuantía más elevada fue también la relativa a gasto farmacéutico con 154 millones de euros, 63 millones en atención hospitalaria y 1,4 millones en conciertos, a lo que se suman los 122,8 millones en personal y 27,6 en obras y equipamientos.