Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Dos poemas traducidos al hebreo por Margalit Matitahu

Margalit Matitiahu y Alfredo Pérez Alencart, en el puerto de Haffa, con Tel Aviv al fondo (foto de Jacqueline Alencar)

.Agradezco a mi querida amiga Margalit por la traducción de estos poemitas

 

                                   אלפרדו פרז אלנקארט

TRAS LA NIEBLA

 

 

Oculta tras la niebla

tus palabras

heridas.

 

Y quita

de su pedestal

esas palabras

que hieren.

 

Acércate ahora

a la tierra más

iluminada,

 

al camino

por el que nunca

te has perdido.

Foto de José Amador Martín

 

                                                                                                  מעבר לערפל

 

  הסתר מעבר לערפל  

   את מילותיך

   הפצועות,

 

   ומתוכו הוצא

   את המלים

   הפוצעות.

 

   התקרב עתה

   לאדמה המוצפת

   אור,

 

  ולך אל דרך

  בה מעולם

  לא הלכת לאיבוד.

 

מספרדית: מרגלית מתתיהו

LUCIÉRNAGAS

 

Me acerqué al encantamiento.

Vi farolas al crepúsculo,
mecheros encendidos como fuegos
aleteados.

Dádivas volando, centellas
delante de mis ojos.

Fue en el tiempo de la infancia.

Fue cuando se tejen asombros
ante la luz de las luciérnagas.

 

גחליליות

 

                      אלפרדו פרז אלנקארט

 

 

התקרבתי אל מראה קסום.

 

ראיתי פנסים עם עלות שחר,

אבוקות דלקו באש

מפרפרת.

 

גצים התעופפו מול עיני

בהנאה,

 

היה זה כמו בימי ילדותי.

 

כשפחדים נרקמו

בינות לאור גחליליות.

 

 

מספרדית: מרגלית מתתיהו

Traduccion al hebreo: Margalit Matitiahu

 

Alfredo Pérez Alencart, Pilar Fernández Labrador, Margalit Matitiahu y Antonio Colinas (foto de Jacqueline Alencar)

Margalit Matitiahu (Tel Aviv, Israel, 1935), es hija de padres nacidos en el destierro griego y cuyos ancestros más remotos habían sido expulsados de León, en 1492. Se licenció en Literatura Hebrea y Filosofía por la Universidad Bar Ilan, dirigió la revista “Entrelíneas” y ha sido Secretaria General de Federación Israelita de Escritores (1986-2008). Entre sus libros publicados están: “Kurtijo kemado” (1987), “Alegrika” (1992), “Matriz de luz” (1997), “Vela de la luz” (1997), “Kamino de tormento” (2000), “Bozes en la Shara” (2001), “Vagabondo eternel” (2001), “Despertar el selencio” (2004); “Asiguiendo al esfuenio” (2005), “Cantón de solombra” (2005) o “Luz cortada” (2015). Ha obtenido varios premios, como el Premio de Poesía Ateneo de Jaén (1996) o el Premio de Creación del Primer Ministro de Israel (1999). Pero su máximo premio posiblemente sea el que en 2003 le dedicaran una plaza en Puente Castro (León), el pueblo de donde hace cinco siglos salió su familia.