Advertisement Advertisement
Jueves, 25 de febrero de 2021

Andrés Pérez Casado, tratante y ganadero: “Los márgenes son pequeños y a la gente joven hay que apoyarla”

En relación al mercado bovino “al estar restaurantes y hoteles cerrados, el consumo de carne es muchísimo menor”

Ándres Pérez Casado, ganadero y tratante. | Jorge Holguera

En el recinto ferial de Salamanca cada lunes se produce el mercado de ganado bovino, en el que participan personas procedentes de diferentes lugares de la provincia y de España. Un ejemplo es el de Andrés Pérez Casado de Ganados El Kaiser, S.L. que frecuentemente se acerca a este escaparate para, principalmente, adquirir reses.

¿Qué mira usted cuando va a comprar ganado?

Para nosotros, la mayoría de ellos deben ser limousin y algunos charoles. Luego que tengan buena genética.

¿Para qué fin los ha comprado?

Parte de ellos para cebaderos, otra parte para clientes que tengo.

¿A dónde se los lleva?

Los destinados a clientes son para la zona de Binefar en Huesca y los míos para Cantabria.

¿Van a pastos naturales?

Algunos sí, otros a cebadero.

¿Está apoyando la administración de alguna manera?

No apoyan lo que deberían apoyar a la gente joven. Tienen que apoyarla muchísimo más porque el campo se queda sin gente joven. Los márgenes son muy pequeños y a la gente joven hay que apoyarla.

¿Cómo está afectando el tema del coronavirus?

De forma totalmente negativa, al estar restaurantes y hoteles cerrados, el consumo de carne es muchísimo menor. Se vende muy poco chuletero, que es lo que más o menos demandan los restaurantes. Luego, ahora es que los piensos han subido una barbaridad, entonces criar el ternero está muy complicado.

¿Qué época del año es cuando hay más mercado?

De la primavera para adelante es cuando más terneros hay. Antes era hasta octubre pero ahora el ferial dura más con ganado. Se sobreentiende que febrero y marzo van a ser muy flojos en cuanto a ganado.

¿Lleva muchos años viniendo a Salamanca?

Llevo unos años. Intermitente. Ahora llevo una campaña viniendo cada dos semanas, pero en el trato llevo desde que era un crío. Ya lo era mi padre.

¿Qué características hay que tener para ser un buen tratante?

Conocer el ganado, conocer el que se hace bueno y se hace malo. Luego estudiar bastante al que te vende. Hay que tener una manera de hacer el trato lo más barato posible.


He visto que le acompañaba su hijo, ¿se dedica a esto con usted y qué edad tiene?

Sí, tiene 27 años.

¿Merece la pena?

Merece la pena, siendo muy profesional y con grandes cantidades. Yo empecé con una granja de cien terneros vendiendo a carniceros particulares y te podías sacar un sueldo. Lo mismo que el que tenía 20 o 25 vacas de ordeño. Pues ahora no, ahora hay que tener de mil para arriba.

¿Hay menos beneficios?

Muchos menos, y este año pérdidas.

¿Se está poniendo peor la cosa?

La verdad que mal. Ahora mismo lo que está moviendo un poco esto es la exportación. Se está exportando bastante aunque estos días se ha paralizado pero lo que mueve todo este ganado limusin y tal es la exportación. 

¿A qué países se exporta?

Turquía, Marruecos, El Líbano,..

¿Cúal es el procedimiento cuando se viene al mercado?

Se habla con los tratantes, se ofertan los animales y luego te valen o no te valen, si te valen preguntas precio y si se llega a un acuerdo se cierra el trato. El veterinario hace las guías, se formaliza la factura y realizamos una transferencia bancaria.

¿Conoce otros mercados?

Torrelavega y Puebla de Siera.

¿Cuál sería el mejor?

El de Torrelavega.

¿Qué características destacaría del mismo?

Calidad de los animales y sanidad

¿Qué le faltaría al de Salamanca para ser mejor?

Quizás un poco más de calidad.

¿Viene a comprar?

Sí, hoy poco. 

¿Cómo ha visto el mercado?

Estabilizado. El problema que hay es que lo bueno entra ya vendido al mercado.

¿Cómo es posible eso?

Se va por los pueblos a tratantes que lo recogen en las fincas y se les compra allí. En el mercado entra ya bastante vendido