Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Culpa y responsabilidad en el fútbol

           No existe otra palabra tan repetida en el fútbol como la CULPA. ¿Reminiscencias católicas? A mí nunca me gustó esa palabra y siempre la canjeo por RESPONSABILIDAD. Siempre recuerdo a Cruyff que, cuando su equipo perdía, era de la opinión de exigir a los líderes del equipo. Aseguraba que los que tenían que dar la cara eran los futbolistas que más cobraban, los que más liderazgo tuvieran. Hay una tendencia habitual para imputar las acciones negativas al más débil, se nos olvida que en un equipo de fútbol “todos ganan y todos pierden” pero nadie es culpable y todos responsables. Una persona culpable de algo suele ser también responsable de lo mismo; aunque una persona responsable no siempre es culpable. Pongamos por ejemplo de un delito ejecutado por un hijo, es posible que la responsabilidad recaiga en los padres pero no por ello serán culpables.

Hay “buscadores de culpables”, si no consiguen víctimas no se quedan a gusto. Es una herencia inquisitorial que aprendemos desde muy pequeños y es de difícil educación positiva. Por otra parte, esta manera de actuar es muy propia de políticos, aunque en mi caso lo estoy viendo en gran medida en los ambientes futbolísticos. Los directivos manejan este concepto con facilidad, los periodistas también, los aficionados actúan de manera ladina a este respecto, en fin, toda una manera de actuar manipuladora. Los errores deben admitirse, arreglarlos y aprender de ellos. Sin embargo, la búsqueda de culpables enturbia aún más el error en cuestión. Lo resume Alexander Pole: “Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios. Es el momento de sacar a relucir tu sabiduría”.

Quizás debiéramos aportar una batería de frases hechas que nos ayudarán a comprender este estado de situación:

1.      “Los grandes líderes no se apresuran a culpar. Instintivamente buscan soluciones”. (Nina Easton). 

      2.      “El hombre superior se culpa a sí mismo. El hombre inferior culpa a los demás”. (Don Shula, ex jugador y entrenador de fútbol americano).

     3.      “Eres responsable de tu vida. No puedes seguir culpando a alguien más por tu disfunción. La vida se trata realmente de seguir adelante”. (Oprah Winfrey).

    4.   “Un mal humor es a menudo la razón para culpar a otros; pero muy a menudo culpar a otros nos causa malos sentimientos: cuando más culpamos a otros, peor nos sentimos”. (Leon Tolstoi).

    5.   “Siempre es fácil culpar a los demás. Puedes pasar toda su vida culpando al mundo, pero tu éxito y tus fracasos son de tu entera responsabilidad”. (Paulo Coelho).

     6.      “Nunca avanzarás culpando de tus problemas a otras personas”. (Willie Nelson).