Crónicas de otro mundo, un disco instrumental de música original creada en Salamanca de la mano de Fernando Sánchez Gómez

Divulgador de la música salmantina desde su programa de radio “A Nuestro Ritmo” en ZOES, Fernando Sánchez se ha rodeado en este disco de grandes músicos
El músico y divulgador, Fernando Sánchez Gómez - Charo Alonso

La cultura, en tiempos inciertos, está demostrando una fuerza y una originalidad valiente y tenaz. Una cultura, la salmantina, muy reconocida en el mundo de las letras, la pintura o las artes… y que necesita ese eco más amplio cuando hablamos de música hecha en Salamanca que abarca todos los géneros. Y en ese empeño divulgador vive desde siempre Fernando Sánchez Gómez, cuyo programa “A Nuestro Ritmo” nos descubre la música salmantina desde Radio Oeste. Una música que se hizo resistencia cuando, en tiempos del confinamiento, de su mano se juntaron casi cien vídeos musicales y audios creados en el encierro de cada casa por parte de los músicos salmantinos. Era “La Resistencia musical contra el coronavirus” que nos demostró la unión y la creatividad de un variopinto grupo de artistas a quienes la crisis ha golpeado sin piedad cerrando salas, cancelando conciertos, proyectos, fiestas veraniegas y que, sin embargo, se resiste a dejar de tocar, de crear, de compartir…
    
Compositor autodidacta, informático de profesión y eterno divulgador musical en las páginas de los periódicos, de los fanzines de los noventa, de la radio y próximamente, comisario de las Jornadas sobre música salmantina “Inspirados por la MUSA” en la Biblioteca Torrente Ballester, Fernando Sánchez Gómez, FerCyborg para quien recuerde su grupo de tecno-rock de los años 80, es compositor y acaba de publicar una “Suite conceptual instrumental” Crónicas de otro Mundo en el que se rodea de 22 músicos salmantinos. Ahí es nada. Concebida como un paseo por diferentes periodos históricos y movimientos sociales de una civilización ficticia sospechosamente parecida a nuestra humanidad, la obra supone una narración insólita a lo largo de diferentes estilos musicales como el new age, el rock, el jazz, el folk, el funk, la música clásica, la electrónica, toques de flamenco y soul para escuchar sin prisas ni estridencias, para recrearse en la mezcla de voces e instrumentos, como afirma Fernando.

Un disco en el que los colaboradores de lujo aportan su talento, su toque, su estilo y su genio a las once partes de la obra más las siete pistas extras con las que Fernando Sánchez sorprende al público. Primero, por el carácter narrativo, orgánico de la obra que va fluyendo a lo largo de la historia y del paseo por los diferentes estilos, y segundo, por una mezcla de lenguajes musicales en el que brillan los artistas salmantinos que, en ocasiones, tuvieron que grabar desde sus casas y enviar la música a un autor que fue configurando este complejo mosaico tesela a tesela.

Músicos que interpretaron las partituras, improvisaron sus solos, ayudaron en los arreglos de sus instrumentos y convirtieron en un todo las diferentes etapas de este recorrido por una civilización que es la nuestra: las baterías de Paco Tejero y Javier Gutiérrez se enlazan con la flauta de Pablo González, los metales fantásticos de Fernando Aguado, Fernando Jiménez, Fernando Sánchez García y Sergio Bravo se unen a las guitarras y el bajo de Lorenzo Najac, José Luis Fernández, Fran Rojo, Miky Herrera, Janda Fuentes, Domingo Sánchez y Chefo Martín. Y por si fuera poco, los violines de Cárol CD y Sergio Fuentes, el contrabajo de Ibán Agustín, el piano de Antonio García y los teclados de Hugo de U-MSK tienen el contrapunto perfecto con las voces de Loli Sánchez, Victoria Mesonero y la guitarra y el teclado del propio compositor, así como la sorpresa sonora del folklorista José Ramón Cid Cebrián.


¿Cómo aunar las agendas, el talento, las diferentes formas de hacer de artistas tan dispares? Fernando Sánchez siempre ha trabajado difundiendo la labor de los artistas salmantinos, desde los años 90 cuando presidió el Colectivo de Músicos, una tarea que ahora continúa desde el portal web www.musicaensalamanca.es y su programa de radio junto a otro colaborador de lujo, el periodista Víctor G. Villarroel. Sumar, trabajar en equipo, divulgar el talento de los músicos salmantinos es uno de los activos de este compositor dedicado al diseño web, a la docencia, especializado en informática musical –es autor del libro MIDI e informática musical- y sobre, todo, dedicado a hacer “su música” desde que en los años ochenta participara de aquella particular “movida salmantina” germen de tantos grupos a la que siguió su tarea con la composición de bandas sonoras para obras de teatro y cortometrajes. 

Crónicas de Otro Mundo es un ejercicio creativo de constancia, originalidad, comunicación y sobre todo, empeño. Empeño por sacar adelante un lenguaje musical novedoso, mezcla insólita con voluntad narrativa que, además, tiene un contrapunto visual en forma de diseño gráfico –absolutamente genial de la mano de la pintora, fotógrafa y diseñadora gráfica Carmen Borrego- página web www.cronicasdeotromundo.es y vídeos en los que el artista da rienda suelta a su gusto por las imágenes, por la historia y la sorpresa. Porque sorpresa es encontrar un guerrero azteca fotografiado en el Museo Antropológico de México por el propio compositor que acaba con una guitarra eléctrica apuntando a los meridianos, paralelos y símbolos de un mapa de otro mundo. Una sorpresa sonora de la que disfrutar despacio con esa nueva calma que nos ha dado el tiempo de pandemia.

El disco puede adquirirse en formato físico por 6 euros en estas tiendas nuestras de discos que mantienen la cultura audiovisual de la ciudad como Long Play y Discos Fetén y para los más conectados, está disponible en Spotify y otras plataformas digitales. Música creada en Salamanca, por artistas salmantinos y con aires de esos mundos que están en este precisamente para que los descubramos a través de la cultura.

Charo Alonso