¿Cómo cotiza el fútbol en Bolsa?

             Mar Meneses, psicóloga ejecutiva, escribió (Cincodias, 22.enero.2021) este artículo: “El fútbol cotiza con rentabilidades emocionales”. “Analizando la rentabilidad anual de los índices “Stoxx Europe Football e Ibex 35” desde el año 2017 hasta su diseminación a mediados de agosto del 2020, observamos que el Ibex 35 tiene un comportamiento relativo peor que el índice futbolístico. En años de crecimiento, el Stoxx ha ofrecido mucha más rentabilidad, y en fases correctivas, se ha contraído menos, comportándose mucho mejor. Sumemos a este análisis, la rentabilidad de la Juventus, y vemos que se ha comportado mejor que su propio índice desde el 2017 hasta el 2018 debido a casuísticas muy concretas. En el 2019 estuvo a la par, y en 2020 se ha comportado peor debido igualmente a sus particularidades.

             “… los criterios que mueven la cotización de los equipos de fútbol difieren de los criterios y situaciones económicas que mueven las empresas. Un aspecto diferencial para tener en cuenta en las cotizaciones futbolísticas es la rapidez y brusquedad de sus movimientos… A modo de ejemplo: una victoria inesperada de la Juventus contra el Atlético de Madrid en marzo de 2019 le dio el paso a la final de la Champions, lo que supuso una revalorización del 16%, pero su alta volatilidad también puede retroceder de manera drástica, como cuando fue eliminado de dicha competición semanas más tarde”.

             “De igual forma, futbolistas como Cristiano Ronaldo pueden ser fichados con intenciones de rentabilidad financiera. Su llegada a la Juventus supuso un incremento de 0,69 euros a 1,57 por acción, un incremento en las entradas del 30% y más de 50 millones de euros en merchandising. Los clubes de futbol son objeto de conductas emocionales y acciones no sometidas a la lógica empresarial… invertir en equipos de fútbol puede ser una buena alternativa para maximizar y diversificar la cartera. Y por último, si le gusta el fútbol, le será más fácil percibir o vislumbrar las subidas o bajadas a partir de los resultados, fichajes o competiciones. Si bien tiene una elevada volatilidad, la gestión dinámica de las posiciones (largas o cortas) puede suponer el éxito de sus inversiones… No hay ningún equipo español que cotice de momento”. 

            “Dinamismo en su máxima esencia y como la vida misma: Las mejores experiencias y las mayores ganancias están arraigadas a nuestras emociones”.