Portugal repone los controles en la frontera terrestre y prohíbe la salida a sus nacionales

A excepción de trabajadores transfronterizos, asistencia médica, residentes en regreso y transporte de mercancías. Estarán controladas también las entradas

Frontera de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso/ MARTÍN-GARAY

El Parlamento portugués ha aprobado este jueves el Decreto-ley que renueva el estado de emergencia vigente en el país desde el pasado 9 de noviembre debido a la pandemia.

Dicho decreto contempla una serie de medidas añadidas a las tomadas hace 15 días cuando se decidió la vuelta al confinamiento domiciliario.

Entre ellas, la reposición de los controles en la frontera terrestre por parte de Portugal, con la prohibición a los nacionales de salir del país por cualquier vía: aérea, fluvial, marítima o terrestre. No se trata de un cierre bilateral de la frontera, eso exigiría el acuerdo previo con España, sino un “autolimitarse en las salidas” como lo ha definido la ministra de Estado y de la Presidencia, Mariana Vieira da Silva. “No es un cierre de fronteras, es un control a las llegadas y un autoconfinamiento”, ha sostenido. 

Relativamente a los trabajadores transfronterizos y otras situaciones que atañen a los habitantes de la frontera, la ministra de Estado y de la Presidencia ha aclarado que este control fronterizo será como el acontecido entre marzo y julio del año pasado, contemplando básicamente las mismas excepciones de paso:

  • Trabajadores transfronterizos.
  • Asistencia a consultas médicas.
  • Regreso de los nacionales a su país de residencia.
  • Transporte de mercancías.

Esta medida estará vigente, al menos, hasta el 14 de febrero, ya que el estado de emergencia es validado quincenalmente por el parlamento portugués.

Así pues, además del “deber cívico de recogimiento domiciliario”, de la prohibición de circulación entre concejos y de la obligación de teletrabajo, se añade el impedimento de salir del territorio nacional, una prohibición particularmente dirigida a los ciudadanos del Portugal continental.

Contratación de sanitarios jubilados y con titulación obtenida en el extranjero

El mismo decreto autoriza a los centros del Sistema Nacional de Salud (SNS) a contratar de forma excepcional y por el periodo máximo de un año a médicos y enfermeros formados en países no pertenecientes a la Unión Europea, a profesionales jubilados y a médicos sin la especialidad completamente concluida, con el objetivo de paliar la aguda crisis en que la Covid ha colocado al sistema sanitario portugués durante esta nueva ola.

En este momento, hay 841 sanitarios inscritos en Portugal para convalidar su título y poder así ejercer en el país, la mayoría de Brasil y Venezuela. De ellos, parece ser que se procedería a la contratación inminente de los 160 que ya tienen el proceso avanzado.

Se permitirán “mecanismos excepcionales de gestión de personal” en los hospitales, como ampliar el horario hasta las 42 horas semanales con el correspondiente aumento salarial. 

La ministra de Sanidad, Marta Temido, ha asegurado en el Parlamento que la prevalencia de la variante británica es ya del 50% en la región de Lisboa y Vale do Tejo.

Respecto a la vacunación, se ha informado que ya han sido administradas unas 250.000 primeras dosis y unas 50.000 de la segunda.

La ayuda alemana

António Costa admitió en entrevista concedida a la RTP que había aceptado la ayuda ofrecida por Angela Merkel el pasado lunes. Dos médicos militares alemanes estarían ya en Lisboa para evaluar las carencias derivadas de la emergencia sanitaria. Alemania habría ofrecido personal, ventiladores y trasladar hasta sus hospitales a enfermos no Covid.


Vuelta a las clases a distancia a partir del 8 de febrero

La suspensión de clases se mantiene hasta el 5 de febrero como estaba previsto y a partir del 8 se retomarán, pero en versión online en todos los niveles de enseñanza, ha anunciado el ministro portugués de Educación, Tiago Brandão Rodrigues.

No habrá festivos en Carnaval, la primera parte de la Semana Santa será lectiva y el curso se alargará una semana más al final para recuperar la suspensión de clases ocurrida durante estos 15 días.

La autorresponsabilidad de António Costa

En una entrevista concedida el 27 de enero a la RTP, el primer ministro Costa atribuyó a la confluencia de dos factores la gravedad de la situación sociosanitaria actual de Portugal: la Navidad y la variante británica del virus.

Respecto al alivio en las restricciones ocurrido en Navidad asumió Costa que “debió haber un error en la forma como transmití el mensaje, porque las personas lo entendieron de forma equivocada”.

El Parlamento ha aprobado hoy la décima renovación del estado de emergencia con 196 votos a favor pero con un ambiente más ácido de lo habitual en los debates celebrados hasta ahora. Todos los partidos de la oposición han criticado duramente la gestión de la pandemia realizada por el Gobierno, señalando las consecuencias de los avances y retrocesos en las restricciones. “Orden y contraorden llevan al desorden”, ha afirmado Rui Rio, presidente del PSD, el principal partido de la oposición.

Confinamiento hasta marzo

El Presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, en unas palabras dirigidas al país la noche de este jueves ha adelantado que las actuales restricciones podrían mantenerse, por lo menos, hasta bien entrado marzo. “Lo que hagamos hasta marzo determinará lo que pase en primavera, en verano e, incluso, en el otoño próximo. Nos esperan semanas decisivas.”

El país ha batido hoy nuevo récord de contagios y fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Datos epidemiológicos COVID-19 últimas 24 horas (28 enero 2021) DGS:

16.432 nuevos casos confirmados (685.383 acumulados)

303 fallecidos (11.608 acumulados)

6.565 personas permanecen hospitalizadas (38 menos que el día anterior)

782 ingresadas en cuidados intensivos (una menos que el día anterior)

8.946 nuevos recuperados (493.699 acumulados)

180.076 casos activos