Advertisement Advertisement
Domingo, 28 de febrero de 2021

El precio de la luz bajará un 34,5% este sábado, hasta los 27,5 euros por MWh

Será el precio medio diario más bajo en el mercado mayorista de la electricidad desde el pasado 28 de diciembre

El precio medio diario de la luz en el mercado mayorista bajará este sábado un 34,5% con respecto al marcado este viernes, confirmando así la estabilización en los precios tras el paso de la ola de frío y la mayor participación de las renovables, fundamentalmente la eólica, en el 'mix' energético.

En concreto, el conocido como 'pool', cuyos precios diarios se fijan con un día de antelación, marcará para este sábado un precio medio diario de 27,5 euros por MWh, según datos recogidos por Europa Press a partir del operador del mercado ibérico (Omie).

Este será el precio medio diario más bajo en el mercado mayorista de la electricidad desde el pasado 28 de diciembre, cuando registró 20,04 euros por MWh.

Este descenso será debido, principalmente, a la caída en la demanda, especialmente por ser fin de semana, y a la mayor participación de las renovables, especialmente la eólica, en la generación.

De hecho, la demanda prevista es 10 gigavatios hora (GWh) inferior a la del sábado de la semana pasada y la eólica será 280 GWh superior, según indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

De esta manera, el precio de la luz en España este sábado será notablemente inferior a los de los países de nuestro entorno. Así, Francia registrará un precio de 51,8 euros por MWh, Alemania de 51,7 euros por MWh y Reino Unido de 64,8 libras (unos 72,7 euros) por MWh de UK.

También la subasta de gas en el Mercado Ibérico (Mibgas) para mañana ha marcado caída en sus precios, con 22,5 euros por MWh, frente a los 28,2 euros MWh anteriores.

PARA LA SEMANA QUE VIENE, PRECIOS EN TORNO A LOS 50 EUROS POR MWH.
Para la semana que viene, los futuros de la electricidad en España también apunta a un mantenimiento de esa estabilización en los precios, con 50,5 euros MWh, por debajo de Francia (54,3€/MWh) y Alemania (55,35€/MWh).

De esta manera, el precio de la electricidad deja atrás los máximos registrados en las semanas anteriores en plena borrasca 'Filomena'. El pasado 8 de enero alcanzó un récord de 94,99 euros por MWh y el miércoles y jueves de la pasada semana registró 89,94 y 87,25 euros por MWh, respectivamente.


Entre las 22.00 y las 23.00 horas los consumidores que dispongan de tarificación por horas pagarán la electricidad más cara del día, con 49,98 euros por MWh, mientras que la hora más barata de este sábado se dará a las 5.00 horas, con 10,25 euros por MWh.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final de los consumidores que tengan contratada la tarifa regulada (PVPC), mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. El Gobierno ha congelado para 2021 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

Mientras, están exentos de las oscilaciones en el precio diario los consumidores que están en el mercado libre, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.

RIBERA PREVÉ PRECIOS MÁS BAJOS EN LOS PRÓXIMOS MESES.
La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, cifró este martes entre 4 y 10 euros la subida de la factura de la luz para los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC) por "la excepcional" situación provocada por la borrasca 'Filomena' y la ola de frío, y vaticinó que el precio de la electricidad bajará en el próximo mes de febrero y en el segundo trimestre de este año.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Ribera adelantó que prevé una caída a futuro en el precio de la luz, con un descenso para el mes de febrero del 37% con respecto a los niveles alcanzados durante la borrasca 'Filomena' y del 45% para el segundo trimestre.

De hecho, vaticinó que para 2022 y 2023, debido a la entrada masiva de renovables al sistema, los precios del mercado energético español estarán por debajo de otros tradicionalmente más baratos, "como el alemán o el francés".