Advertisement Advertisement
Jueves, 25 de febrero de 2021

Los nefrólogos demandan la vacunación prioritaria de los pacientes con enfermedad renal crónica   

Petición que han extensiva al personal sanitario que los atiende, subrayando que los pacientes en diálisis son extremadamente vulnerables

Los nefrólogos recomiendan fehacientemente la vacunación prioritaria de los pacientes con enfermedad renal crónica y el personal sanitario que los atiende en los momentos iniciales de las campañas de vacunación. Así lo señalan desde la Sociedad Española de Nefrología, añadiendo que "los pacientes con ERC avanzada, especialmente aquellos con necesidad de TRS (diálisis y trasplante) deben ser considerados por las autoridades sanitarias como de alto riesgo, tanto de contraer la COVID-19 como de sufrir consecuencias de esta patología, incluyendo el fallecimiento en un alto porcentaje de casos”. 

Asimismo, explican que “los riesgos son especialmente elevados en los pacientes en programa de hemodiálisis en centros sanitarios debido a la imposibilidad para acatar las medidas de distanciamiento social y confinamiento”. Por su parte, los pacientes con ERC avanzada, especialmente aquellos con necesidad de TRS en España “deben ser considerados prioritarios para la vacunación frente a la Covid-19”, así como  el personal sanitario que trata a los pacientes en TRS debido a los vínculos estrechos con los pacientes vulnerables.  


Los nefrólogos también apuntan que “la evolución de la pandemia ha impactado contundentemente a la población con enfermedad renal, habiendo alcanzado en diciembre una tasa de contagio del 5% de la población española en tratamiento renal sustitutivo”. 

Asimismo, indican que los pacientes con enfermedad renal que precisan de Tratamiento Renal Sustitutivo (diálisis o trasplante renal) son extremadamente vulnerables a los efectos de la Covid-19, “especialmente los pacientes que reciben hemodiálisis en centros sanitarios (hospitales o centros de diálisis), debido a la imposibilidad del distanciamiento y confinamiento social, y la necesidad de desplazarse a dichos centros sanitarios varias veces a la semana para acudir a las sesiones de terapia renal”.