Advertisement Advertisement
Jueves, 25 de febrero de 2021

¿Por qué se ha desarrollado tan rápido la vacuna frente a la Covid-19?   

Ha sido imprescindible la suma de fuerzas entre la comunidad científica y los estados de todo el mundo, que han apoyado esta investigación movilizando recursos como nunca antes se había hecho
Vacunación frente a la Covid-19 en España

La vacuna frente a la Covid-19 es la gran esperanza para combatir una pandemia que comenzó hace casi un año. Una vacuna que supone uno de los grandes logros de la ciencia y la investigación. ¿Por qué se ha acelerado tanto la llegada de la vacuna frente a la Covid-19?

El desarrollo de vacunas es sumamente complejo y supone una media de entre cuatro y siete años. Con la vacuna frente a la Covid-19, la llegada se ha acelerado de manera extraordinaria. Para ello, tal y como señalan desde el Ministerio de Sanidad y desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha sido imprescindible la suma de fuerzas entre la comunidad científica y los Estados de todo el mundo, que han apoyado esta investigación movilizando recursos como nunca antes se había hecho, financiando la producción para poder disponer de millones de dosis en el menor tiempo posible

Además, no partimos de cero, sino que ya disponemos de una amplia y probada experiencia sobre cómo desarrollar vacunas con garantías de calidad, seguridad y eficacia. Prueba de ello es que el calendario de vacunación español incluye vacunas frente a 14 patógenos diferentes. Esta experiencia acumulada durante más de 50 años sobre cómo fabricar y comprobar la eficacia y seguridad de estos medicamentos, ha sido de vital importancia en el rápido desarrollo de las vacunas frente a la COVID-19.


Las agencias de medicamentos como la AEMPS, encargadas de autorizar la vacuna, están realizando un extraordinario esfuerzo de evaluación, evaluando los datos conforme se van generando, y los plazos regulatorios se han adaptado a esta situación de emergencia. Por último, los laboratorios farmacéuticos están produciendo vacunas a riesgo, es decir, están fabricando sus modelos antes de conocer los resultados de los ensayos clínicos y si sus propuestas de vacuna van a ser autorizadas por las agencias reguladoras como la EMA o la AEMPS. Esto va a permitir que la vacuna se pueda utilizar masivamente.