Igea alerta sobre este “momento dramático”, ya que “en breves días tendremos 50 o 60 muertos diarios, puede que muchos más”

Pide que la ciudadanía “se quede en casa, salvo para ir al trabajo” y evite las reuniones con no convivientes

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea

“Es un momento de especial gravedad para nuestro sistema sanitario y nuestra población”. Es el aviso que hace el portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ya que, como en otros países, los contagios de coronavirus se han disparado: “estamos ante una pared de crecimiento de casos, de extrema gravedad”.

“No se trata de añadir más dramatismo pero en breves días tendremos 50 o 60 muertos diarios, puede que muchos más. Vamos a necesitar todas nuestras camas de UCI, cuando la ocupación actual es del 70-80% con UCI extendida. En dos semanas la situación será muy difíci”, añadía.

En este sentido, argumentaba que “estamos trabajando mejor que la  media de los países de nuestro entorno en la realización de los test, Castilla y León es la segunda comunidad española en porcentaje de vacunación”, sin embargo la situación epidemiológica es muy delicada.

En cuanto a las últimas restricciones, que afectan especialmente a hosteleros, gimnasios y centros comerciales, apuntaba que “ninguno de estos sectores es culpable ni responsable. No hay malos, ni buenos, hay una enfermedad y tomamos medidas para evitar su transmisión. No tomamos las medidas por capricho, sino porque hay un acuerdo y hemos comprobado que son efectivas”. Y es que, argumentaba que “el contacto social se produce en el ocio, donde la gente se encuentra y se quita la mascarilla”.


Por eso, debido a que “esta situación puede ser más dramática de los que vivimos en marzo, puede tener más mortalidad”, Igea afirmaba: “Recomendamos que se queden en caso salvo para ir al trabajo, que no mantengan reuniones con personas que no sean sus convivientes habituales. Eviten visitas y situaciones de riesgo en las residencias de mayores, sean conscientes del momento en el que vivimos porque vamos a tener centenares de pérdidas de vidas humanas”.

“Espero que todos seamos conscientes que no es el momento del reproche, sino de trabajar por disminuir el daño.Por favor, quédese en su casa, sea consciente del momento que estamos viviendo”, reiteraba el portavoz regional.

Finalmente, se mostraba partidario de un “confinamiento breve e intenso que permita cortar la intensidad del virus”, por lo que “creemos que es razonable replantearse el estado de alarma y la herramienta”.