Advertisement
Lunes, 18 de enero de 2021

Mañueco reconoce que no esperaba que la tercera ola "fuera a tener esa rapidez y ese ascenso vertiginoso”

El presidente de la Junta afirma que le hubiera gustado que CCAA y Gobierno hubieran consensuado las mismas decisiones para Navidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco | ARCHIVO EP

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido que le hubiera gustado, que durante la Navidad, el Gobierno central y las comunidades hubiesen consensuado "las mismas decisiones" y aunque se acordaron "las líneas globales" cada autonomía tomó sus propias decisiones.

Así lo ha manifestado el presidente de la Junta en una entrevista concedida al programa 'Las mañanas de RNE' donde ha dejado claro que le hubiera "gustado" que el Gobierno y las autonomías hubiesen "tomado las mismas decisiones para Navidad, aplicándose a cada comunidad según incidencia, pero no pudo ser" y aunque ha dejado claro que "si hubo acuerdo en las líneas globales" cada región tomó sus decisiones.

En el caso de Castilla y León, las medidas que se aplicaron durante la Navidad fueron acordes a las circunstancias de ese momento, donde la incidencia del coronavirus era "de las más baja" aunque se tomaron "medidas profundamente restrictivas en comparación con el paquete global" de las decisiones que se tomaron.

No obstante, ha reconocido que se sabía que la tercera ola empezaría tras la Navidad pero no se esperaba "que fuera a tener esa rapidez, un ascenso vertiginoso y esa velocidad", ha subrayado Fernández Mañueco, quien aunque ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual ha destacado que "el esfuerzo de la población ha sido notable" lo que ha querido "agradecer".

"Aunque ha habido encuentros indebido no se puede criminalizar a toda la población porque un porcentaje pequeño se haya comportado indebidamente", ha insistido el presidente de la Junta, quien se ha referido a las medidas que se aprueban este martes en un Consejo de Gobierno extraordinario y que supondrá el cierre del interior de la hostelería, de los centros comerciales y deportivos y de las salas de juego en las provincias de Burgos, León, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora después de que el pasado domingo estas medidas se aplicasen en Ávila, Palencia y Segovia.


Ha recordado que estas medidas restrictivas las son las mismas que se acordaron a principios del pasado mes de noviembre y ha asegurado que se ha demostrado que son unas medidas que "han sido eficaces y han funcionado correctamente, y aunque son duras y difíciles e impopulares" cumplieron con su objetivo de bajar la incidencia "salvar vidas, proteger la salud de las personas y salvar el colapso sanitario".

Por ello, el presidente de Castilla y León y confía en que ahora "protejan la salud y la vida de las personas, el sistema sanitario y hagan el menor daño a la economía" de la Comunidad.

Asimismo, ha recordado que los expertos de la Junta hacen hincapié en hacer "esfuerzos por inspeccionar y sancionar" a quienes no cumplen las medidas de restricción, y ha dejado claro que sobre la mesa hay "miles de expedientes sancionadores abiertos que llegarán a todos el mundo, con sus sanciones económicas, porque hay población que es el único mensaje que entiende".