Advertisement Advertisement Advertisement
Domingo, 7 de marzo de 2021

Contra el populismo

Hacía mucho que no hacía una columna “de citas”… Hoy provienen de un libro de José María Lassalle, Contra el populismo: Cartografía de un totalitarismo postmoderno, que, como dato curioso, se publicó antes de que llegara al poder quien, en la actualidad, lo ejerce en México; de hecho, se publicó cuando acababa de llegar quien, el mero día de Reyes, echó gasolina al fuego desde la mismísima Casa Blanca. Y que ayer, por fin, dejó de vivir en ese lugar.

Datos curiosos, guiño, guiño.

"El objetivo final del populismo es conquistar y preservar el poder al precio institucional que sea. Para lograrlo propone una fórmula posmoderna de sociedad cerrada que se sustenta en el resentimiento y el miedo, y que parte de una reconfiguración corrompida del concepto de pueblo".

"Inmoderado por vocación, el populismo fractura la sociedad por principio, y lo hace utilizando el agravio como una frontera que separa a unos y a otros con el propósito de justificar la exclusión marginal de quienes se resisten a la normalización que impone la mayoría".

“Al fluir la comunicación en un entorno donde todas las opiniones valen lo mismo, el conocimiento se relativiza, y pierden su vigencia los parámetros de jerarquización valorativa en los que se fundó históricamente el saber".

"La lógica del contractualismo político que fundamentó la democracia a partir de Locke se rechaza hoy abiertamente. La racionalidad que sustenta el contrato social y la lógica tutelar de los derechos originales que protege mediante un diseño de legalidad representativa se desprecian por su tecnicismo elitista y porque legitiman un patriciado que identifica democracia con mercado y ciudadanía con consumo. El pueblo se argumenta desde la razón populista, ha sido traicionado por quienes lo gobiernan, que lo han convertido, además, en un espectro frío y sin vida".

"El populismo es una contestación indignada a todo ello. No es una ideología, sino una negativa emocional a seguir callado frente a un estado de cosas que ve falso y artificial. Un giro hacia la épica y los sentimientos que rechazan que la democracia tenga una base racional si quiere definirse como tal".

"Las emociones que comunica el populismo por medio de los cauces digitales han desplazado la centralidad de las evidencias objetivables. Con él, la imagen ha desbancado políticamente al concepto, y el sentimiento, a la racionalidad".

“La política debe decidirse sin pensar. Debe actuar como si fuera un resorte que demuestre de inmediato que se tiene una sensibilidad a flor de piel en relación con los problemas que angustian a la gente. De hecho, conectar en tiempo real con quienes padecen la necesidad de una respuesta es un signo de que la política sintoniza con las necesidades de un pueblo que pide carisma aunque no se acierte".

"Lo que se pide en la calle es que el líder esté en ella compartiendo la ansiedad de la urgencia, no pensando cuál es la decisión más idónea para desarraigar técnicamente el problema".

"Arrastrados por el populismo de la «miedocracia» y el «Estado del malestar», nuestro futuro puede transformarse en una pesadilla, dominada por la tiranía de los datos".

"El propósito de todo ello es enemistar y pasar factura a ese enemigo interior de la gente que son las élites, la clase política o cualquier otra forma de patriciado que fije una frontera clasista que aparte a la gente común de las pautas normalizadoras de la sociedad."

"«Cuanto peor para todos, mejor para mí», parece defender el subconsciente del voto populista".

"Al grito de «¡Que no, que no, que no nos representan!», una dinámica asamblearia de visibilidad tecnológica ha creado una ficción de masas en acción".

"Si la posverdad exculpa, entonces la posdemocracia puede liberarnos de la pesada carga analógica de las instituciones y las urnas".

"El objetivo final es, parafraseando a Rorty, cuidar la democracia. Abrazarla en sus dificultades y debilidades. Hacerla propia como lo que es y no como debería ser".

"La crisis ha constatado que la democracia acoge una fragilidad consustancial. Esto exige que haya que cuidarla y no regenerarla. Respetarla y no divinizarla".                    

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)