El gobierno portugués pondera volver a confinar toda la economía no esencial

Cierre de restaurantes y del comercio no alimenticio. Solo permanecerían abiertos colegios, industria imprescindible y construcción civil

Durante las tres últimas jornadas Portugal ha batido consecutivamente el récord diario de contagios y fallecimientos desde el inicio de la pandemia, registrándose en tres días tantos nuevos contagios como durante los tres primeros meses de la primera ola, unos 32.000 casos, tantos como los acumulados entre marzo, abril y mayo de 2020.

Por ese motivo, varios miembros del gobierno portugués han admitido que el ejecutivo está ponderando la toma de medidas más restrictivas de la vida socioeconómica, que se implementarían ya en los próximos días.

El ministro de Economía, Pedro Siza Vieira, ha avanzado que el escenario barajado es cerrar todas las actividades económicas consideradas no esenciales, esto es, todo salvo la construcción civil, la industria esencial, el comercio alimenticio y los colegios.

Esto implica que la restauración (salvo para el servicio para llevar) así como los comercios (salvo supermercados) podrían tener que cerrar, al menos, 15 días. Aunque el primer ministro Costa ya ha dicho que el cierre podría alargarse un mes.

El próximo martes el ejecutivo se reunirá con el gabinete de expertos y se espera que tras esa reunión se declare un nuevo confinamiento de la economía para frenar la curva más rápida de contagios vivida en Portugal desde el inicio de la pandemia.

El ministro de Economía ha admitido que, en caso de confirmarse este regreso al confinamiento, habrá un nuevo refuerzo en los apoyos a las empresas que permanezcan cerradas y ha recordado la figura del lay-off simplificado, a la que podrían acogerse de nuevo estas empresas.


En todo caso, se trata de medidas de carácter económico y social que tendrán que ser concretadas y confirmadas durante los próximos días.

Algunos expertos epidemiólogos han opinado ante los medios de comunicación que la toma de estas medidas debe hacerse sin demora, recordando que cuando se decidió el primer estado de emergencia en Portugal, el 18 de marzo de 2020, se hizo habiendo cerrado ya previamente desde el 13 de marzo los centros de enseñanza y con apenas un fallecido y 194 casos confirmados.

Según las palabras de Siza Vieira, por ahora se descartaría el cierre de los centros escolares.

Hoy viernes 8 de enero, Portugal ha superado por primera vez la centena de fallecidos con COVID-19 en un solo día (118) y por tercer día consecutivo se ha pasado de los diez mil nuevos contagios en 24 horas (10.176).

Según el último Boletín Epidemiológico emitido por la Dirección General de Sanidad (DGS) referido al 8 de enero, Portugal ha registrado en las últimas 24 horas:

10.176 nuevos contagios (466.709 casos acumulados)

118 nuevas muertes (7.590 total acumulado)

4.486 nuevos recuperados (360.181 en total)

118 nuevos ingresos hospitalarios (3.451 internados en total)

22 nuevos ingresos en UCI (536 total de ingresados en UCI)