El portavoz de la Junta anuncia que, “en cuestión de días, Salamanca retrocederá al nivel 4 de alerta”

Si esto se confirma volvería a limitarse el aforo de la hostelería, y se podría decretar el cierre de centros comerciales

Francisco Igea, portavoz de la Junta

Franciso Igea, vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, ha afirmado este lunes que “en cuestión de días Salamanca “muy probablemente volverá al nivel 4 de alarma por coronavirus”. Algo que ya sucedía con Segovia y que también se va a aplicar con Ávila, de manera que toda la Comunidad quedaría en esa situación, que supone mayores restricciones.

Las declaraciones, realizadas en la emisora SER Palencia, las justificaba por el incremento de la incidencia acumulada, que se quiere frenar cuanto antes, por lo que volveran restricciones ya conocidas.

LIMITACIONES DEL NIVEL 4

Con carácter general, las acciones ordinarias de contención que volverán a entrar en vigor suponen, en el caso de hostelería y restauración, que el consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 33 por ciento del aforo. Se limitará la ocupación máxima de mesas o agrupaciones de mesas a seis personas. En todo caso, la distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas será de 1,5 metros en terrazas al aire libre, y de dos metros en el interior de los establecimientos. Las terrazas se podrán abrir con el 75 por ciento del aforo.

En ocio y cultura, museos y salas de exposiciones deberán respetar la limitación de un tercio de su aforo; por su parte en cines y teatros, aforo máximo a un tercio de la capacidad, pero si no hay entradas pre asignadas, se limita la asistencia a veinticinco personas en interior y a cincuenta al aire libre.


En centros comerciales y comercios minoristas se limita el aforo a un tercio tanto en locales de interior como en zonas comunes. Se mantendrá las limitaciones y condiciones de horario establecidas por el actual Estado de Alarma (R.D. 926/2020) y su toque de queda.

Por lo que se refiere a la práctica deportiva, se permite al aire libre, sin restricciones pero respetando las medidas preventivas individuales generales; en instalaciones cerradas, un tercio del aforo, uso obligatorio de la mascarilla (excepto para competiciones oficiales) y desarrollo de deporte sin contacto físico (máximo seis personas simultáneamente), excepto deportistas profesionales, de alto nivel o de alto rendimiento; y en cuanto a la asistencia a eventos deportivos, aforo máximo a un tercio de la capacidad, pero si no hay entradas pre asignadas se limita la asistencia a veinticinco personas en interior y a cincuenta al aire libre.

En el ámbito social se limitan las visitas en centros de personas mayores; el aforo al 50 por ciento en lugares de culto; y a un máximo de diez personas en velatorios en lugares cerrados y a 15 si es al aire libre.