Víctimas salmantinas en la estafas a través de internet esclarecidas con la detención de 18 personas en Vizcaya 

Contactaban a través de conocidos portales de compraventa y acordaban la venta de productos que no llegaban a pagar

Operación Reborn II de la Guardia Civil. Foto GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido en Vizcaya a 18 personas y ha investigado a otras 13 por cometer más de cien estafas en internet, con víctimas en distintas provincias, incluida Salamanca. Los estafadores contactaban con sus víctimas a través de conocidos portales de compraventa y acordaban la venta de productos que no llegaban a pagar y que posteriormente vendían.

Según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil, la investigaciones de esta operación, denominada Reborn II, se iniciaron en el mes de noviembre de 2019, tras recibir denuncias procedentes de casi todas las comunidades autónomas sobre estafas a través de internet cuyos supuestos autores residían en Bizkaia.

El 'modus operandi' de los ahora detenidos consistía en contactar con las víctimas a través de conocidos portales web de compraventa y, tras negociar la compra de un objeto, sin regatear el precio e incluso ofreciendo más dinero por los gastos de envío, acordaban la remisión del artículo a la vez que el pago, aunque no llegaba a producirse nunca la transacción económica.

Para hacer ver que se efectuaba la transacción, los autores de las estafas se servían de cuentas de correo electrónico suplantando la marca del portal web de compraventa o de entidades bancarias y enviaban correos falsos de confirmación de pago.

Una vez recibidos los artículos, los miembros de la red los vendían en tiendas de compraventa de segunda mano, para lo que servían a menudo de otras personas, "dificultando así aún más la investigación", han relatado desde la Guardia Civil.

En la primera fase, los investigadores realizaron un cotejo de los elementos comunes denunciados y obtuvieron gran cantidad de nuevas denuncias por todo el territorio nacional, así como perjudicados que aún no habían denunciado los hechos. Tras ello, se lograron recuperar muchos objetos vendidos por los investigados como teléfonos móviles, electrodomésticos, videoconsolas y ordenadores.

En una segunda fase, se averiguó que se trataba de personas asentadas en Vizcaya y que estarían utilizando las denominadas "estafas nigerianas" para enriquecerse. Según ha explicado la Dirección de la Guardia Civil, "algunas de estas personas ejecutarían las estafas con ayuda de miembros de su propia familia, quienes, a su vez, contactarían con los receptores del dinero obtenido ilícitamente que era enviado a Nigeria".


La Guardia Civil ha logrado esclarecer en Vizcaya más de un centenar de delitos de estafa cometidos en Murcia, Alicante, Sevilla, Islas Baleares, Castellón, Jaén, Córdoba, Cádiz, Badajoz, A Coruña, Ciudad Real, Almería, Toledo, Madrid, Barcelona, Pontevedra, Asturias, Cáceres, Valencia, Málaga, Salamanca, Albacete, Huelva, Granada, Soria, Tenerife, La Rioja, Cantabria, León, Ourense y Zaragoza.

Los detenidos en esta operación han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad vizcaína de Barakaldo.

RECOMENDACIONES

Desde la Guardia Civil han recordado a los ciudadanos que, antes de hacer una gestión en internet, se debe comprobar que la página que se está visitando es segura, especialmente si la acción implica facilitar datos sensibles.

Además, se aconseja tener especial precaución con las ofertas que aparecen en la red. "No hay que confiar en todas las promociones que nos llegan. Es recomendable indagar antes de efectuar las compras, ya que los estafadores utilizarán estos reclamos para recabar nuestros datos y lograr su objetivo", han advertido.

La Guardia Civil cuenta con el canal del Grupo de Delitos Telemáticos en la web gdt.guardiacivil.es, donde se puede denunciar, informarse o solventar dudas telemáticas.

Entre sus consejos de seguridad, se encuentran actualizar de forma regular el sistema operativo, utilice un navegador actualizado, elegir contraseñas seguras y diferentes para cada servicio de Internet, verificar regularmente los movimientos de la cuenta bancaria, utilice un antivirus con licencia y actualizado e instalar un firewall.

Asimismo, se recomienda considerar la posibilidad de utilizar un único dispositivo para las transacciones de banca y comercio electrónicos, además de cambiar las contraseñas por defecto y poner otras más seguras si se dispone de un router inalámbrico para conectarse a Internet.

También se aconseja desconfiar de los mensajes cortos y extraños que pueda recibir por redes sociales, sobre todo si incluyen un enlace para acceder a otro contenido, no pensar que "es inmune al software malicioso porque utilice un determinado sistema operativo o un dispositivo portátil", y no confiar "ciegamente" en las aplicaciones de seguridad instaladas, ya que "no remplazan a la navegación responsable ni a la prudencia del usuario".