Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

Carriedo: "De la pandemia surgen algunas oportunidades para CyL y en nuestra mano está poderlas aprovechar"

El consejero de Economía y Hacienda señala que la pandemia ha retrasado proyectos previstos
Carlos Fernández Carriedo en las Cortes, 14-6-18 - EUROPA PRESS - Archivo

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha afirmado que, a pesar de la ralentización que la pandemia ha supuesto para la transformación económica, de ella han surgido también algunas oportunidades que Castilla y León puede aprovechar.

La irrupción del coronavirus ha provocado que en este 2020, "desgraciadamente", se hayan tenido que "retrasar" algunos de los proyectos previstos, porque "lógicamente, parte de los recursos han tenido que dirigirse a mantener la Sanidad, los Servicios Sociales, la protección social, apoyar a los sectores productivos con más problemas, a garantizar los servicios públicos en condiciones de pandemia o a Educación", ha explicado el consejero en declaraciones a Europa Press.

En este contexto, Castilla y León, que había iniciado la senda hacia una "transformación importante desde el punto de vista económico", se ha visto inmersa en una "grave crisis", ha apuntado Carriedo, quien no obstante, ve también que surgen algunas oportunidades para la Comunidad. "Y en nuestra mano está el poderlas aprovechar", ha aseverado el consejero.

De este modo, ha enumerado una serie de puntos fuertes que ofrece la Comunidad ante la pandemia, en un momento en que el conjunto de los ciudadanos prefiere evitar las aglomeraciones: "Frente a espacios muy concurridos, Castilla y León presenta ventajas a este respecto".

Asimismo, ha destacado el valor medio de acceso a la vivienda para los jóvenes, "más bajo que la media española"; unos costes de transporte "más reducidos"; aglomeraciones "escasas" o espacios "más abiertos". "En definitiva, podemos empezar a valorar cosas que ofrece nuestra comunidad autónoma", ha resumido.

"Si a eso unimos que tiene el suelo empresarial a un coste más reducido que otras comunidades, que tiene los profesionales mejor formados de España o que tiene unos jóvenes muy preparados como consecuencia del sistema educativo de esta tierra, pues es un punto de partida que, si aprovechamos bien, estaremos en condiciones de tener un futuro mejor que otras comunidades autónomas", ha señalado el consejero.


Sin embargo, Carriedo ha apuntado que para aprovechar esas condiciones la Junta aspiraba a que los fondos REACT UE se pudieran concentrar en el proceso de digitalización y en extender el Internet rural a todo el territorio. Un fin al que se prevé que se destinen fondos propios en el presupuesto de 2021 pero que plantea ciertas dificultades en "un territorio que aglutina gran parte de la superficie de España y cerca del 20 por ciento de los ayuntamientos, de los municipios y de los núcleos de población del país".

Pese a ello, Carriedo reivindica que, "sin embargo, cuando se reparten estos fondos REACT, para una Comunidad que tiene el 18,6 por ciento del territorio de España y que necesita fondos para extender el Internet en todo el territorio, no va a llegar al 18,6 por ciento de los fondos, sino que ni siquiera cerca al seis por ciento que le hubiera correspondido".

"Tenemos una oportunidad extraordinaria ante nosotros y tenemos la oportunidad de aprovecharla pero respecto al reparto de fondos, no cabe duda de que si se hubiera hecho con un criterio más justo, más objetivo, más transparente y, sobre todo, contando con las comunidades autónomas, nos hubiera permitido abordar más rápido algunos objetivos que tenemos como comunidad autónoma", ha incidido el consejero.

Ahora, ha agregado Carriedo, el objetivo es cerrar el año "con menos recesión, menos paro y menos deuda que la media de España", aunque haberlo conseguido "perjudique" a la Comunidad en el reparto de fondos. En cualquier caso, el consejero ha asegurado que prefiere "que Castilla y León tenga menos recesión que la media de España, aunque tenga menos fondos para este año que la media de España".

Pero aunque el consejero ha reconocido que "la crisis está siendo muy grave y el impacto, muy relevante porque una pérdida del 10,1 por ciento del PIB que se prevé para este año es muy importante", considera que "Castilla y León va a estar entre las comunidades autónomas con un comportamiento menos malo que el de la media española".