Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

El bulevar de la calle Alfareros se transforma en una zona más verde y con renovados juegos infantiles

Con una inversión de 45.000 euros, el Consistorio atiende una petición vecinal, aumentando la seguridad en el parque y el mantenimiento con la instalación de riego para el césped
Visita al bulevar de la calle Alfareros

El Ayuntamiento de Salamanca continúa remodelando los parques y plazas de la ciudad para que sean espacios donde los vecinos puedan disfrutar de más espacios para el ocio, el descanso y la práctica de hábitos saludables. El bulevar de las calles Alfareros y Marineros, entre los barrios Blanco y Pizarrales, se ha convertido en una zona más verde y con renovados juegos infantiles tras una inversión de 45.496,80 euros.

En primer lugar, se ha habilitado una zona estancial con pavimento verde, sembrando césped e instalando su correspondiente sistema de riego automático, siguiendo las directrices de Savia Red Verde para hacer de Salamanca una ciudad más saludable, en cuyos barrios se potencia la presencia de la naturaleza para ofrecer a los vecinos espacios más amplios y saludables.

En segundo lugar, la zona infantil con suelo de caucho se ha acondicionado y la zona infantil de terrizo se ha mejorado con grava, al mismo tiempo que se han reubicado los muelles e incluido un nuevo arenero. Ambos parques infantiles están ahora unidos y vallados, con césped en el perímetro y su correspondiente sistema de riego. De esta forma, se mejora la seguridad de los niños y se evita la entrada de perros, que tendrán un espacio específico en otra parcela del barrio. 

Finalmente, en la pista pavimentada con gradas se ha colocado césped artificial y dos pequeñas porterías, de manera que la zona se puede utilizar como minicampo de fútbol, siguiendo las actuaciones ya acometidas en otros barrios de la ciudad y que gozan de gran aceptación entre niños y adolescentes (en la actualidad guardando las correspondientes medidas establecidas por las autoridades sanitarias). A mayores, se mejorará la limpieza y mantenimiento de todo el bulevar.

Este proyecto se suma a la reciente reforma de la zona de juegos infantiles en el barrio Los Alcaldes, el Parque de los Gozos y las Sombras, la plaza de las calles Toledo y Velázquez y la plaza de Los Ovalle.

Esta inversión municipal, que da respuesta a las demandas planteadas por los vecinos, es fruto del importante esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de Salamanca durante el actual mandato, destinando más de 2,8 millones de euros para reformar la Plaza de Barcelona, en Garrido; la Plaza de Extremadura, en Buenos Aires; el parque de la Avenida de Salamanca, en el barrio Blanco; la zona de juegos infantiles del Parque de La Alamedilla; la plaza de García Bernalt y la nueva zona infantil en la Avenida de Villamayor, junto al Centro de Convivencia Victoria Adrados, en San Bernardo; y la calle Fray Diego Tadeo, en Tejares.


Además de los espacios anteriormente mencionados, se ha modernizado la plaza Diego Hurtado de Mendoza, en el barrio Blanco; el parque botánico de Huerta Otea y la nueva plaza del barrio; los bulevares de La Milagrosa y del Padre Enrique Basabe, en Prosperidad; el parque Ciudad Rodrigo, en Puente Ladrillo; la calle Cruz de Caravaca, en Comuneros; la Plaza de la Concordia, en Salesas; el Campo de San Francisco y el Parque Fluvial. 

Inversión cercana a 1,5 millones de euros en los barrios Pizarrales y Blanco

Durante el actual mandato el Ayuntamiento ha puesto en marcha proyectos, ya ejecutados o en ejecución, con una inversión total cercana a 1,5 millones de euros en los barrios Pizarrales y Blanco. Destacan las obras para modernizar la guardería, en cuyos terrenos anexos se creará un parque público, y la renovación del campo de fútbol de La Salud, que contará con nuevo césped y accesos. También se han modernizado las zonas de juegos infantiles de la Avenida de Salamanca, el Parque de San Juan Bosco y la plaza de Diego Hurtado de Mendoza. 

Por su parte, se ha mejorado la accesibilidad para personas con discapacidad y movilidad reducida gracias al rebaje de bordillos en aceras y la construcción de rampas, como las actuaciones llevadas a cabo en las calles Andalucía y Salmerón, completando la supresión de barreras arquitectónicas en las calles perpendiculares a la Carretera de Ledesma.

Todas estas mejoras se suman a las importantes intervenciones acometidas en Pizarrales durante el anterior mandato, cuando se renovaron el Parque de Valhondo y las plazas de la Enseñanza y de Baleares, además de construirse viviendas de protección oficial y aparcamientos en superficie gratuitos, entre otras mejoras sobre el mobiliario urbano.

A mayores, durante este mandato se llevará a cabo la reurbanización de la carretera de Ledesma para que sea más accesible y disponga de más zonas verdes, cuyo proyecto está abierto actualmente a la presentación de propuestas por parte de los vecinos.