Advertisement
Jueves, 28 de enero de 2021

No perder la forma, la ‘obsesión’ de los profesionales charros en Navidades

Los deportistas se emplean a fondo para no ganar peso durante la recta final del año con el objetivo de llegar a tono a la competición
Richard Huerta, junto a su hermana Alicia, en un entrenamiento para el Campeonato de España que ganó a finales de 2020 / Carlos Cuervo

El hecho de no perder la forma física durante las Navidades es una de las ‘obsesiones’ de los deportistas del mundo charro. Por ello, todos se emplean a fondo para no ganar peso durante la recta final del año con el objetivo de llegar a tono a la competición, que se reanudará a principios de enero en la mayoría de casos. 

Uno de los mayores ‘currantes’ y que lucen un mejor aspecto físico durante todo el año es Uxío da Pena, quién cuenta que entrena todos los días “a excepción de un sábado” desde que jugó el derbi con Unionistas el pasado 13 de diciembre: “Salgo del despacho (de abogados) y voy a un gimnasio -en La Coruña- que está muy bien. Cumplo con todas las medidas que hay que seguir como el uso de mascarilla y limpiar la maquinaria para no fastidiarme ni las Navidades ni la vuelta a Salamanca”. Por otro lado, De la Nava indica que sigue a rajatabla las indicaciones del club: “Nos mandan trabajo para no perder la forma y excepto un par de días siempre tenemos que seguir entrenando con lo que nos manda el preparador físico”. Mientras, Carlos Molina indica que “hago los ejercicios que me manda el Guijuelo para mantenerme lo mejor posible, pero no es lo mismo correr por tu cuenta que estar con el equipo”. 

Otro de los que aprovecha para mantener el tono físico es el árbitro Alfonso Vicente. “Como no hay partidos, la preparación se divide en dos partes: cuidar la alimentación y el entrenamiento. Si tienes un campo de fútbol 11 para ti, hay que realizar actividades más específicas para basarte en lo que dice el Comité Técnico de Árbitros. No descansamos mucho y el 9 o 10 de enero ya espero tener que pitar y no puedes descuidarte. No hay que bajar la guardia”. Por su parte, Sebas Elena tendrá un parón más tranquilo, dado que “como deportista amateur, llegan estos días y lo que menos piensas es en el deporte… Llevamos entrenando cuatro días a la semana desde agosto y queremos desconectar en el aspecto físico y de la rutina del día a día. Al ser veterano ya no haces muchos excesos en comer y beber, pero el 2, 3 o 4 de enero la gente debería estar en Salamanca para seguir a tono”, relata a este medio. 


Por último, el experto y reconocido preparador y luchador Richard Huerta argumenta que “en los deportes de equipo sí que saben cuando vuelven a jugar y tienes que entender que muchos deben viajar y que hacen un sacrificio durante todo el año para estar aquí, por lo que necesitan desconectar de lo que se suele hacer en los entrenamientos. El físico es importante y hay que seguir cuidándose y aprovechar para hacer otros deportes o trabajar alguna musculatura que tengan más débil. Todo siempre con precaución”.