Las Navidades de nuestros deportistas: familia, precaución, entrenamientos y algún capricho

Los personajes de diversas modalidades cuentan cómo viven unas fechas tan señaladas en plena pandemia del coronavirus
Uxío da Pena reclama un penalti en el derbi con Unionistas / Lydia González

Con la llegada de las Navidades, los deportistas tienen sus merecidas vacaciones después de meses de entrenamientos y partidos. Por ello, personalidades tan reconocidas en el ámbito local como Uxío da Pena, delantero del Salamanca UDS, Carlos de la Nava, capitán de Unionistas, Carlos Molina, portero del Guijuelo, Alfonso Vicente, árbitro de Segunda B, Richard Huerta, kickboxer de alto nivel, Sebas Elena, portador del brazalete en el BM Salamanca, cuentan a SALAMANCA AL DÍA cómo afrontan fechas tan señaladas en plena pandemia del coronavirus.

Todos coinciden en que es una Navidad atípica por la COVID-19, pero al ser grandes profesionales y muy trabajadores buscan desconectar con sus seres queridos, pero sin dejar de lado su actividad diaria. Por ejemplo, Uxío, que cuenta con un despacho de abogados junto a su hermano, se marchó a La Coruña para pasar las fiestas -con permiso del club por motivos laborales- tras el derbi con Unionistas: “Trabajo desde primera hora y en Salamanca también hago bastante cosas, aunque no voy a juicios durante la temporada para que no digan nada de que no estoy centrado, que ya me recomendaron en el Fabril que no lo hiciese”, comenta el ‘19’. Además, el atacante argumenta que “después entreno y suelo cumplir compromisos con mi pareja, los amigos y la familia. Intento comer bien, aunque siempre cae algún dulce o una cerveza… pero nada fuera de lo normal. Mi novia es sanitaria y por respeto a ella hay que tener más cuidado si cabe”. 

Por otro lado, Carlos de la Nava sigue la misma línea que su compañero de profesión: “Con la alimentación cometemos algún exceso e intentamos controlarnos para no subir el peso. Este año hay que tener más cuidado, pero habrá que tratar de ver a algunos amigos que vuelven a casa”. Mientras, su tocayo Carlos Molina comenta que “las Navidades las he pasado siempre igual y solo podemos vivir la Nochebuena o la Nochevieja con la familia porque tenemos que entrenar. El sábado pasado dejamos de hacerlo y yo me quedé aquí por mi mujer. Estoy cuidando la alimentación, aunque el 24 no perdoné nada, ni una gota de vino o de cerveza y los calamares rellenos de mamá (bromea)”. Dichas palabras también son suscritas por el popular Alfonso Vicente: “Hay que ser consciente de que no puedes estar comiendo o bebiendo sin control y también intentas hacer otro tipo de ejercicios que no aplicas normalmente”. 


Por su parte, todo un veterano como Sebas Elena ya sabe de que va la película después de tantos años deleitando a la afición del Río Tormes con sus buenas actuaciones sobre el parqué: “Hay que aprovechar con la familia y los amigos, aunque sea todo más light por el virus. Si hay que tomarse unas cervezas y unas copas lo haremos, que nosotros no tenemos rutinas tan estrictas como Unionistas o Avenida. Después del parón de Navidad vamos a ver en que parte de la tabla estaremos este año. Si nos pegamos el homenaje, no digo que salgamos a correr el 25… pero sí que lo haremos la semana que viene. Hay que tener cuidado con todo”.

Otro de los que pide “precaución” es el talentoso Richard Huerta, puesto que asegura que van a ser fechas que poco tienen que ver con las habituales: “Este año serán muy diferentes y mi círculo va a ser muy pequeño y no me voy a juntar con muchos familiares. Con el tema de saltarse entrenamientos y la dieta hay que ser conscientes de que importa más lo que se haga el resto del año que estos cinco días claves. Yo puedo recomendar un ayuno intermitente para que solo se coma y se cene, no haya un exceso de calorías y mantenernos activos haciendo deporte. Hay que romper con lo convencional y no hay que darle mucho la cabeza y disfrutar. Si hay que comerse un turrón o un polvorón, me lo como… pero no el resto de días”.

En definitiva, los deportistas de los clubes de Salamanca lo tienen muy claro y aseguran que van a disfrutar de las Navidades, pero siempre evitando riesgos para no contagiarse por coronavirus y con cautela a la hora de comer, ya que la vuelta a la competición está mucho más cerca de lo que parece