El presidente de los hosteleros de Salamanca tilda de “tomadura de pelo” el plan de rescate del Gobierno

Consideran que las medidas aprobadas por el Gobierno “no se puedan considerar ayudas, y tenemos que volver a reclamar ayudas directas” para paliar los efectos de la crisis

“Auténtica tomadura de pelo”, “raquítico”, “vergonzante” e, incluso, “irrespetuoso. Así ha calificado el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca y provincia, Álvaro Juanes, el Real Decreto Ley, aprobado por el Consejo de Ministros, como ‘Medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio’. 

Un plan de rescate que no convence a uno de los sectores más golpeados por los efectos de la pandemia de la Covid-19. Así, consideran insuficiente que se incluya “solo la posibilidad de reducir el 50% la renta en alquileres, si tienes  alquilado el local a un gran propietario inmobiliario (más de 10 locales en  arrendamiento), y si es un pequeño propietario, moratorias en el pago”. La  extensión de los ERTES por fuerza mayor a bares y restaurantes “es una medida que consideramos demencial, ya que no se puede permitir estos ERTEs sin una exoneración total”. 

Juanes ha insistido en “lo sonrojante y bochornoso que nos parece este Real Decreto, que obvia, una vez más, la demanda más importante que viene realizando el sector, y que no es otra que las ayudas directas que compensen las importantes pérdidas que en este año 2020, por  efectos de la pandemia, han venido soportando los empresarios de hostelería”. Después de nueve meses de restricciones, “lo único que se le ocurre al Gobierno de la Nación es sacar este vergonzoso Decreto que condena a una  parte importantísima del sector al cierre o a la ruina más absoluta”.  

Por otra parte, incide en “la importancia de la hostelería dentro del sector turístico español, y qué según datos del INE en junio de 2020, España cerró el año 2019 con 83,7 millones de turistas, un 1,1% más que el año anterior, y  92.278 millones de euros de gasto, un 2,8% más que en 2018. Sólo estos datos son más que suficientes para que se tome en serio a un sector al que  esta pandemia ha dejado de la mano de dios, por la inacción e ineficacia de  este Gobierno”. 


Desde la asociación de hosteleros, vuelven “a poner de manifiesto la importancia de la hostelería en la  economía del país, ya que está formada por más de 300.000 establecimientos  que dan trabajo a 1,7 millones de personas y tiene un volumen de ventas de 123.612 millones de euros, con una aportación del 6,2% al PIB de la  economía española, por ello no entendemos que no se ponga ningún tipo de  medida económica para ayudar a este sector, sino es porque se quiera  cambiar el modelo productivo español”. 

No consideran, por tanto, que lo anunciado por el Gobierno “se puedan considerar ayudas, y tenemos que volver a reclamar esas ayudas directas, pues consideramos que es la única manera de que se  hicieran realidad las palabras de propio presidente del Gobierno, cuando haya  por marzo, decretó el Estado de Alarma: “Nadie se va a quedar atrás”. Sin  esas ayudas seremos el furgón de cola”. 

En Castilla y León “no se pueden quedar atrás más de 30.000 establecimientos  que dan trabajo a 120.000 personas, de las que dependen sus respectivas  familias, ni la cadena de valor que rodea a la hostelería”, según indica María José Hernández, Presidenta Regional del sector en Castilla y León. 

“Estamos al límite y no se está teniendo en cuenta esta situación, a día de hoy  la hostelería española acumula más de 60.000 millones en pérdidas y puede llegar a cerrar en los próximos meses 100.00 establecimientos. Son datos que requieren de una reflexión profunda y que desde el Gobierno  se entienda que necesitamos de esas ayudas directas para poder subsistir”, concluye.