Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

“De olhos fechados / Con los ojos cerrados”, de Astrid Cabral

 La poeta Astrid Cabral en Salamanca, con ocasión del XII Encuentro de Poetas Iberoamericanos (2009, foto de Jacqueline Alencar)

 

Este año que termina recibí, afectuosamente dedicado, el último poemario publicado por la notable poeta y cuentista brasileña Astrid Cabral (Manaus, 1936). Ella es licenciada en Letras por la Universidad Federal de Río de Janeiro y fue profesora de Lengua y Literatura en la Universidad de Brasília, además de funcionária del Servicio Exterior brasileño en Oriente Medio y Estados Unidos de América. Ha ofrecido lecturas y conferencias en universidades y centros culturales de Estados Unidos y Francia, figura en más de cuarenta antologías y tiene varios premios de primer orden em su país: Premio Olavo Bilac (1987), de la Academia Brasileña de Letras, por “Lição de Alice”; Premio Nacional de Poesía Helena Kolody (1998), de la Secretaría de Estado de Cultura de Paraná, por “Intramuros”; Premio Nacional de Poesía (2004), de la Academia Brasileña de Letras, por “Rasos d’água” o Premio Troféu Rio de Personalidade Cultural 2012, de la Unión Brasileña de Escritores de Rio de Janeiro. Esta es parte de su obra poética, comprendiendo libros y recopilaciones: Alameda (1963); Ponto de cruz (1979); Torna-viagem (1981); Lição de Alice (1986); Visgo da terra (1986); Rês desgarrada (1994); De déu em déu (1998); Intramuros (1998); Rasos d’água (2003); Jaula (2006); Ante-sala (2007); Cage (2008); Doigts dans l’eau (2008); 50 poemas escolhidos pelo autor (2008),  Antologia pessoal (2008), 50 poemas escolhidos pelo autor (2009), Palavra na berlinda (2011) o Infância em franjas (2014), entre otros.

 

Pues bien, en su último poemario publicado, “Íntima fuligem” (Íntimo hollín, en mi traducción),  ella incluyó el poema “de olhos fechados”, que ahora lo publico  con la version al castellano que hice.

 

 

DE OLHOS FECHADOS

                                        

  Para Alfredo Perez Alencart

 

Deus me livre de ser sensata

sonhando só de olhos abertos

com o plausível e o razoável,

a covardia do que está perto.

 

Quero sonhar de olhos fechados

o que jaz na esfera divina:

a ressurreição de meu pai

de meu menino e meu amado.

 

Quero a reconstrução da casa

onde cresci e hoje é lembrança

o calendário em retrocesso

o regresso da mocidade.

 

Que não me baste viajar

às paisagens de Bélgica e Síria.

Quero as de Betelgeuse e Sírius

o louco périplo dos ventos.

 

Sonho ver as pessoas por dentro

sem máscaras e sem escudos.

Ter enfim na palma das mãos

o que já me escorreu dos dedos.

 

Chegar ao momento sagrado

da revelação dos segredos

além de terrestres fronteiras

e destes meus olhos abertos.

 

Recuso o sonho paralítico

navio no porto, égua na baia.

Daí-me, ó Deus, o sonho emplumado

de infindas altíssimas asas.

 

Alfredo Pérez Alencart y Astrid Cabral, en la Plaza Mayor de Salamanca (2009, foto de Jacqueline Alencar)

 

CON LOS OJOS CERRADOS

 

Para Alfredo Pérez Alencart

 

Dios me libre de ser sensata

soñando sólo con los ojos abiertos

con lo admitido y lo razonable,

la cobardía de lo que está cerca.

 

Quiero soñar con los ojos cerrados

lo que yace en la esfera divina:

la resurrección de mi padre,

de mi hijito y mi amado.

 

Quiero la reconstrucción de la casa

donde crecí y hoy es recuerdo

el calendario en retroceso,

el regreso de la juventud.

 

Que no me es suficiente viajar

a los paisajes de Bélgica y Siria.

Quiero los de Betelgeuse y Sirio,

el loco periplo de los vientos.

 

Sueño ver a las personas por dentro,

sin más caras y sin escudos.

Tener, en fin, en la palma de las manos

lo que ya se me escurrió de los dedos.

 

Llegar al momento sagrado

de la revelación de los secretos,

más allá de las fronteras terrestres

y de estos mis ojos abiertos.

 

Rechazo el suelo paralítico,

navío en el puerto, agua en la bahía.

Dame, oh Dios, el sueño emplumado

de infinitas alas altísimas.