Latidos del ágora

“Ninguno de mis sueños voy a abandonar, siempre habrá un camino abierto en esta ciudad, iré creando espejos que me ayuden a mirar y a seguir amando la vida” (Celeste Carballo) / Foto de Ángeles Rebollo