Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

La Navidad de los allegados

Posiblemente, la palabra “allegado” nunca tuvo tanto uso como lo está teniendo desde aquella reunión telemática entre Gobierno central y comunidades autónomas, en la que se trató qué medidas implantar de cara a Navidad, permitiendo el desplazamiento de los allegados entre territorios.

Ciertamente, desde la dolorosa guerra en que se vio sumido el país hace más de ocho décadas, pocas fechas navideñas se han debido plantear con tanta incertidumbre y de una manera tan extraña como la Navidad de este año, en la que cada anuncio de medidas por el covid no hace sino en revesar más un rompecabezas cada vez más difícil de cuadrar y entender.

Y es que, a la cuestión de quiénes pueden considerarse allegados, qué grado de parentesco y si las novias o novios que no han pasado por vicaría pueden juntarse, se le suma la incógnita de cómo van a poder corroborar los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que efectivamente quien se desplaza es alguien que entra dentro de lo acordado por Gobierno y autonomías.

Así, no es moco de pavo esta problemática (especialmente en provincias como Salamanca donde tenemos casi más paisanos fuera que dentro) y será complicado demostrar el parentesco simplemente con el DNI, que no informa más que de la residencia propia, pero no de la de los padres o suegros, que no pueden expedir un certificado de empresa sellado, como en el trabajo, para justificar el desplazamiento de forma nítida.

Por otro lado, nos encontramos con que en Nochebuena y Nochevieja se ampliará el toque de queda hasta la 1:30 de la noche, pero en nuestro caso se hace a la par que la Junta decreta la continuidad del confinamiento de la comunidad autónoma hasta el 10 de enero, lo que hace plantearse varias cuestiones.

En primer lugar, se plantea la duda de que, si los familiares viven en otra comunidad autónoma y cenamos con ellos, pero por distancia nos resulta complicado volver en la propia noche al domicilio ¿Se va a permitir volver o salir de la comunidad autónoma al día siguiente? En este caso, la respuesta sería positiva, ya que el decreto autonómico que amplía el confinamiento de León y Castilla hasta el 10 de enero señala explícitamente que entre el 23 y el 26 de diciembre, del 30 de diciembre al 2 de enero y del 5 al 6 de enero se permitirá la salida y entrada a la autonomía para reunirse con la familia.

Lo que no queda tan claro es si se permitirá pernoctar en esos días en un domicilio del que no se forma parte de la unidad familiar residente. Y es que, cabe recordar que no son pocas las familias salmantinas que tienen sus parientes más cercanos en otras autonomías, especialmente en Madrid, País Vasco y Cataluña, y que suelen acoger en su propia casa en estas fechas a dichos familiares.

En todo caso, era esperable que en el contexto en que nos hallamos la llegada de la Navidad viniese acompañada de dudas sobre qué se puede hacer y qué no. No obstante, parece que habrá un cierto nivel de manga ancha para evitar la imposición de sanciones administrativas en aquello de poder demostrar que se es allegado, como también es esperable que haya un repunte en enero por aquello de que, una vez reunidos los familiares, nuestro comportamiento se acercará al de toda la vida y las medidas preventivas contra el covid se relajarán. Intentemos todos ponérselo lo más difícil posible al virus.