Advertisement
Viernes, 22 de enero de 2021

La fachada de la USAL se ilumina de amarillo para sumarse al Día Internacional de los Derechos Humanos

Este año, el tema del Día de los Derechos Humanos está relacionado con la pandemia de Covid-19 y se centra en la necesidad de reconstruir para mejorar
La Fachada Rica de las Escuelas Mayores iluminada de amarillo

La Universidad de Salamanca se une al Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra todos los años el día 10 de diciembre, con la iluminación de color amarillo de la Fachada Rica de las Escuelas Mayores. Este año, el tema del Día de los Derechos Humanos está relacionado con la pandemia de COVID-19 y se centra en la necesidad de reconstruir para mejorar, asegurándose de que los derechos humanos sean la base para los esfuerzos de recuperación.

El simbólico acto contó con la asistencia Luis Barrio, director del Servicio de Actividades Culturales; Vicente Justo Hermida, responsable Redes Sociales y Relaciones Externas Grupo Local Amnistía Internacional Salamanca y funcionario del Centro de Estudios Brasileños; Miguel Fernando Sánchez Rejas, miembro del Comité de Empresa de la USAL y personal laboral en el Servicio de Publicaciones; Juan Luis Hernández Mira, coordinador Grupo Local Amnistía Internacional Salamanca, Jesús Piñuela Martín, secretario Grupo Local Amnistía Internacional Salamanca, y los activistas Jorge Valle, Águeda Palacios e Irene Medina.


El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH). La Declaración Universal de Derechos Humanos es un documento histórico que proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Está disponible en más de 500 lenguas y es el documento que más se ha traducido en todo el mundo.

El 10 de diciembre es una oportunidad para reafirmar la importancia de los derechos humanos para construir de nuevo el mundo que queremos, la necesidad de solidaridad mundial y la interconexión y humanidad que compartimos como seres humanos.