Martes, 9 de marzo de 2021

“El gran reto que tenemos ahora en Aspace es habilitar centros de atención a personas mayores”

Además de reforzar el personal y reorganizar espacios para cumplir las medidas sanitarias, el impacto del Covid-19 se ha traducido en un incremento de los gastos de más de 200.000 euros 

 

El presidente de Aspace, Jesús Alberto Martín, en la sede central de la Asociación

El impacto de la pandemia del Covid-19 ha sido “brutal”, reconoce Jesús Alberto Martín Herrero, presidente de Aspace Salamanca (Asociación de Padres de Personas con Parálisis Cerebral y Encefalopatías Afines). “Lo estamos viendo en la vida cotidiana de las familias, de las empresas, nosotros lo notamos más porque las personas que atendemos, aparte de unas discapacidades muy acentuadas y diversas, tienen asociadas otras condiciones sanitarias que obligan a extremar mucho más las medidas de prevención”. Adaptarse a la nueva situación ha supuesto reforzar personal y reorganizar cada uno de los espacios físicos.

“No puedo dejar de reconocer el comportamiento profesional y personal de todo el personal, ha sido ejemplar”, subraya el presidente de Aspace Salamanca, explicando que “ha habido que reforzar el personal, porque por ejemplo la residencia no era de 24 horas, pero estaba abierta las 24 horas, ha habido que reforzar y reorganizar todos los espacios físicos en el colegio, en los centros de mayores, en la residencia, en los pisos… para cumplir con las medidas, ha supuesto un gran esfuerzo por parte de los profesionales y directivos de Aspace para, en todo momento, saber cómo teníamos que funcionar y qué normas sanitarias había que cumplir, porque las normas del Ministerio de Sanidad y de la Junta de Castilla y León eran hoy una y mañana otra”. 

“Siempre hemos sido más estrictos porque tenemos mucha sensibilidad con la vulnerabilidad de las personas a las que atendemos y no se puede correr ningún riesgo”, añade, y es que hay que recordar que la edad de los usuarios de Aspace abarca desde “los 3 años hasta los 74 años, la edad del mayor de nuestros usuarios”. 

Durante estos meses, como apunta el presidente de Aspace, ha habido que habilitar una nueva partida de material Covid-19. “Ya de por sí siempre hemos sido muy exigentes con la seguridad y limpieza de todos los espacios, pero el impacto en el presupuesto de este año va a suponer a Aspace un incremento en los gastos de más de 200.000 euros. Esto nos está generando incertidumbre con respecto al año que viene”. 


Actualmente, todos los centros de Aspace están abiertos, incluida la sede en la calle Juan del Encina. “Desde el principio se hizo un esfuerzo en cumplir las normas sanitarias y sociales establecidas, y empezamos a poner todos los servicios a disposición porque las familias y las personas que atendemos lo necesitaban. Los servicios residenciales no han cerrado, y desde mayo-junio se empezaron a abrir los servicios de fisioterapia y rehabilitación, bien domiciliario o aquí, y algunos servicios del centro de día y del colegio”. Además, “desde nuestros centros siempre hemos estado en contacto con las familias”. 

Crecer en atención

Aspace lleva cuatro décadas dando respuestas y ofreciendo apoyo y atención integral y multidisciplinar a las personas con parálisis cerebral y a sus familias. A día de hoy Aspace Salamanca cuenta con cerca de 300 plazas y más de 500 socios y colaboradores. “El gran reto que tenemos ahora es habilitar centros de atención a personas mayores, bajo el modelo de atención centrada en la persona, nuestras residencias son de 30-40 como mucho para tener un ambiente familiar, y la persona es el centro de la atención, del servicio y de la configuración”.

A punto de finalizar este difícil 2020, Jesús Alberto Martín lo que pide al al 2021, es “salud y protección, nos sentimos vulnerables y frágiles. Nosotros que siempre estamos en situaciones complejas, pedimos tener salud. Cuando la salud es la que está en juego, lo demás ya se verá cómo se resuelve”.

Solidaridad salmantina

Desde Aspace también subrayan que “hay que seguir reconociendo la solidaridad de la sociedad salmantina” en estos momentos tan complicados. “Hemos tenido una campaña abierta en redes sociales de donativos porque nos vimos desbordados, y ha habido una ayuda importante, una respuesta que agradecemos y reconocemos”.