Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

El ciclista salmantino Pablo Ruano busca nuevos retos y ficha por el Telenort-Conservas Hoya

“Estoy encantado, me encuentro muy ilusionado con este nuevo proyecto y este cambio de aires que me permitirá competir en las carreras del calendario vasco”

Pablo Ruano García, ciclista salmantino del Telenort-Conservas Hoya

El ciclista salmantino Pablo Ruano García, de 21 años de edad, cambiará el Globalia-Salamanca-ECS por el Telenort-Conservas Hoya, un conjunto cántabro que le permitirá, en su cuarta campaña como sub 23, disputar las carreras del calendario vasco, una de las zonas de mayor nivel y tradición en el deporte del pedal.

Este joven deportista, que estudia 4º de Fisioterapia en la Universidad de Salamanca, reconoce en SALAMANCA AL DÍA que el ciclismo “tiene algo que engancha, puede parecer contradictorio, sufres, pero disfrutas. Aprendes mucho sobre ti cuando pasas tantas horas encima de la bici, tanto sobre tu cuerpo como sobre tu mente”.

Además, explica sus objetivos para la próxima temporada y cómo compagina su pasión por el ciclismo con sus compromisos académicos.

¿Cómo se presenta esta temporada, cuáles son tus objetivos?

La verdad que estoy encantado, me encuentro muy ilusionado con este nuevo proyecto y este cambio de aires. Esto supondrá hacer un calendario totalmente diferente a lo que estoy acostumbrado, centrándome principalmente en las carreras del norte. Tengo muchas ganas de correr “por allí arriba”, ya que es lo que se considera la cuna del ciclismo aquí en España, y no he tenido la oportunidad de correr mucho por la zona.

Mi principal objetivo es seguir aprendiendo y mejorando como ciclista, al igual que he hecho estos años anteriores y también intentar como siempre, dar un salto de calidad. Si tuviese que poner un objetivo, me gustaría hacerlo bien en la vuelta de casa si se da la oportunidad, pero me conformo con disfrutar y hacerlo bien en las carreras del calendario vasco.

¿Por qué no seguiste en el equipo salmantino de esta categoría?

Antes de nada, tengo que agradecerles la oportunidad que me dieron este año de poder correr con ellos. Me ofrecieron un hueco cuando crearon el equipo y eso es de agradecer. Aunque ha sido un año difícil por las circunstancias, ha sido un orgullo llevar el nombre de la ciudad en las pocas carreras que he podido disputar. 

A partir de ahí, sus intereses fueron diferentes y a mí el equipo Conservas Hoya-Telenort me ofreció su proyecto y la oportunidad de correr con ellos y no pude rechazar su oferta. Ciertamente, es una pena tener que abandonar el equipo de la ciudad después de tantos años sin equipo aquí, pero en el deporte las cosas son así.

¿Qué tiene el ciclismo para que sigas compitiendo, a pesar de todos los sacrificios que representa?

Ni siquiera sabría decírtelo yo. Tiene algo que engancha. Puede parecer contradictorio, sufres, pero disfrutas. Aprendes mucho sobre ti cuando pasas tantas horas encima de la bici, tanto sobre tu cuerpo como sobre tu mente. Es muy bonito ya que todos los días aprendes algo nuevo. Además, es un privilegio poder entrenar todos los días en la naturaleza y conocer lugares y paisajes únicos con una simple bicicleta. Y luego las competiciones tienen un ambiente especial y te dan esa carga de adrenalina que te hace sentir bien y te anima a seguir entrenando.


 ¿Se puede compaginar este deporte a este nivel con los estudios universitarios, como es tu caso? 

Es difícil, no te voy a engañar, pero sí se puede. Es cuestión de organizarse y ser constante. Está claro que hay días que te faltan horas para poder hacer todo, pero con disciplina se puede sacar. El problema es que no tienes las mismas horas para entrenar que la mayoría de gente en la categoría, que se dedica exclusivamente a ello. Tampoco es lo mismo llegar de entrenar y tirarte en el sofá y recuperar hasta el día siguiente que, tener que estudiar o ir a prácticas. Pero sí es verdad, que ahora ya, una gran parte del pelotón estudiamos o trabajamos, ya no es como era antes.

¿Cómo se organiza los entrenamientos un ciclista cuyo equipo está a casi 400 km.? 

Yo tengo mi preparador físico aquí en Salamanca que es el que me manda los entrenamientos y entreno por mi cuenta o con otros compañeros lo que él me manda. Me gustaría desde aquí darle las gracias a Guille, ya que me ayuda mucho a organizarme y cuadrar los entrenamientos con el horario de las clases y prácticas que muchas veces es una locura y hacemos verdaderos “puzles” para poder encajar todo. Luego, de vez en cuando, hacemos concentraciones de equipo de varios días dónde nos reunimos para entrenar y hacer piña antes de que empiecen las competiciones. 

¿Llegar a profesional es una meta que alcanzan muy pocos, te preocupan esas dificultades o tu visión es distinta a la de la mayoría del pelotón sub 23?

Nunca se sabe, pero está claro que es muy difícil. Yo de momento voy sacando mis estudios ya que el día de mañana probablemente sea lo que me dé de comer. Teniendo esto claro, todo lo que venga después,  bienvenido sea.

 

Trayectoria ciclista de Pablo Ruano García:

• 2013: infantil de 2ºaño: Club Ciclista Villamayor (escuela de Dori Ruano).

• 2014: cadete 1er año: Club Ciclista Carbajosa (Salamanca).

• 2015: cadete 2º año: fundación Víctor Sastre (Ávila).

• 2016: juvenil 1er año: arte en transfer-diputación de León (León).

• 2017: juvenil 2º año: arte en transfer-diputación de León (León).

• 2018: sub23 1er año: diputación de León (León).

• 2019: sub23 de 2º año: Esteve (Madrid).

• 2020: sub23 de 3er año: Globalia-Salamanca-ECS.

• 2021: sub23 de 4º año: Telenort-Conservas Hoya.