Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

“En el mundo rural hay oportunidades y hay futuro. Ha tenido que venir esta pandemia para que muchos se den cuenta”

Garantiza que desde la Salina van a seguir al lado de los empresarios “con medidas directas que apoyen el mantenimiento de las actividades económicas”

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en una entrevista para SALAMANCA AL DÍA | Fotos: Lydia González

Javier Iglesias, presidente de la Diputación de Salamanca, lanza un mensaje positivo a pesar de la situación. Trabaja cada día convencido de que “la provincia está preparada para salir de esta crisis económica”. Desde esta institución, asegura, no van a mirar para otro lado y cree que los ciudadanos “están agradeciendo” las decisiones tomadas.

¿Qué es lo que más le preocupa en estos momentos?

La situación actual, lo que vemos cada día, todo. Nadie esperaba esto y hemos tenido que adaptarnos. Desde la Diputación nos hemos remangado y hemos intentado acertar con las decisiones que hemos tomado. Hemos procurado estar al lado de las personas, de las familias… y sobre todo trabajando duro para el mantenimiento y la protección de los puestos de trabajo, que es lo más importante. Creo que las decisiones que estamos tomando van en la línea de lo que la sociedad pedía. Durante estos años la Diputación está demostrando ser una administración muy pegada a la realidad. 

¿Hasta qué punto ha cambiado la pandemia los planes de la institución provincial durante este año? Las prioridades ahora son otras…

Nos ha afectado mucho, la vida cambió de repente y tuvimos apenas quince días para organizar todo antes del cierre de todo el país. Creo que tomamos decisiones  muy importantes que tienen que ver con la reactivación económica, hemos hecho los deberes económicos durante los años de atrás, tenemos deuda 0, se ha hecho una gestión adecuada, y como dije en una ocasión y lo vuelvo a repetir, somos como una pequeña Alemania, no la provincia, si no las cuentas de la Diputación. Eso nos ha permitido poder incorporar más de 30 millones de euros adicionales al presupuesto que ya teníamos previsto para la creación y el mantenimiento de la actividad económica en la provincia de Salamanca. Esos millones de euros se están notando de forma sobresaliente para mantener puestos de trabajo en los autónomos más rurales.

Hace unos días se anunció una nueva partida desde la institución provincial dotada de dos millones de euros para ayudar a los autónomos de la provincia. Se han reunido con los representantes de hosteleros, los autónomos… ¿es suficiente?

No dejaremos de seguir en esa línea de ayuda a todos los empresarios de la provincia. Nos hemos reunido con hosteleros, con responsables de las empresas culturales, con los representantes de la Cámara de Comercio de Salamanca y de la ciudad de Béjar, en definitiva con todos los que están más dañados en esta crisis. Esos dos millones de euros van a aliviar la situación y serán un complemento de la línea de ayudas que ya se están poniendo en marcha desde otras administraciones públicas, sobre todo la Junta de Castilla y León, pero no nos vamos a quedar ahí.  Me uno a la petición que ha hecho Fernández Mañueco para exigir que el Gobierno mueva ficha. Ayudar a los empresarios es su obligación, si no claro que no será suficiente. 

¿No ha estado a la altura el Gobierno central?

Rotundamente no, está haciendo una dejación de funciones que no se puede consentir, más si cabe si lo comparamos con lo que han hecho otros gobiernos de otros países. El de España es un gobierno social-comunista que entendemos es incapaz de asumir la importancia que tiene  el mantenimiento de la actividad productiva y de los autónomos. Los empresarios tienen que sentirse respaldados con medidas directas que apoyen el mantenimiento de las actividades económicas, es fundamental.

Esta pandemia ha constatado, entre otras cosas, el papel esencial del sector primario. ¿Cómo seguir poniendo en valor, desde la Diputación, este sector tan primordial?

El sector primario es de los sectores que mejor han aguantado la pandemia, lo que está haciendo la Diputación es hacer proyectos a largo plazo que den valor al sector primario de la provincia siempre a través del conocimiento. Nosotros creemos que el futuro de la vida económica de un país avanzado pasa por el conocimiento, y de ahí que seguimos trabajando en un proyecto que espero sea realidad muy pronto, y se basa en que Salamanca disponga de un Campus Agroambiental con el objetivo de generar más oportunidades y crear empleo en torno a la investigación, desarrollo e innovación en Salamanca, así como fomentar el sector primario, y todo gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento, la Diputación, la Universidad y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Es un proyecto único, extraordinario y que no existe en ningún otro lugar de la geografía peninsular, y eso desde la Diputación estamos convencidos de que  va a empezar a dar frutos no dentro de mucho tiempo. No vamos a frenarnos y defenderemos siempre el mensaje de que el sector primario no es un sector antiguo, ni de personas de avanzada edad, sino todo lo contrario: el futuro sin duda pasa por el sector primario.

¿Es posible favorecer el emprendimiento en el medio rural en una situación tan excepcional?

Siempre es posible, de hecho desde la Diputación llevamos defendiendo el emprendimiento rural desde el comienzo de mi propio mandato al cargo de esta institución. Nuestra Estrategia de Empleo ha incrementado las cuantías destinadas a subvenciones para el Autoempleo para llegar hasta los 10.000 euros en esta convocatoria con un máximo de 6.000 euros para gastos de inicio de actividad y 4.000 euros para nuevas tecnologías e implantación tecnológica. Esa es la seña de identidad de esta institución. Creemos en el talento rural, creemos que hay posibilidad, lo que ha hecho esta pandemia es quitar un velo a la sociedad ya que gran parte se acaba de dar cuenta de que en el mundo rural no es que haya vida, sino que hay grandes oportunidades de empleo.

¿Qué papel han jugado en estos meses tan difíciles los Ayuntamientos?

Han sido claves para la contención social en el buen sentido y creo que han estado a la altura con mucho trabajo y mucha responsabilidad. Hay que hacer un agradecimiento efusivo. Se ha demostrado con esta pandemia también que es muy importante que haya un alcalde al frente de una corporación municipal en cada pueblo para aquellos que desean fusionar y acabar con el municipalismo que tenemos en España. 

¿Las diputaciones son más necesarias que nunca?

Sin duda. Lo que hacen las diputaciones es vertebrar, unificar y dar voz a aquellos que tienen más dispersión, algo que afecta directamente a los municipios más pequeños. Desde la Diputación defendemos a las personas que viven en esos pueblos, estén cerca o lejos de la capital.  Estaremos siempre muy pendientes de que los vecinos del medio rural sean escuchados para poder dotarles de los medios necesarios para que puedan tener unos servicios públicos adecuados a la España del siglo XXI.

Salamanca Al Día, nuestro periódico de papel, cumple 5 años. ¿Qué cambios ha experimentado la provincia en este tiempo?

Han sido años de muchos cambios, esto es como montar en bicicleta, el que deja de dar pedales se puede caer y en estos cinco años nosotros no hemos parado de pedalear, lo que ahora nos toca vivir es cuesta arriba, pero la provincia ha evolucionado mucho.  Mi mandato empezó en 2011 coincidiendo con la peor crisis económica de la Democracia española, y fue duro. Desgraciadamente ya tenemos una cierta experiencia de cómo afrontar estas situaciones. Cuando las cosas estaban razonablemente bien desde el punto de vista económico nos ha venido esta crisis sanitaria y otra vez lo que tenemos que subir es cuesta arriba pero estoy convencido de que pese a la nefasta gestión del Gobierno central en la provincia de Salamanca, vamos a poder salir de esta.

¿Qué mensaje le manda a las gentes de la provincia y cuál es el deseo para el 2021?

Sin duda mandaría un mensaje de optimismo. Yo estoy convencido de que Salamanca está preparada y la comunidad también para salir de esta, hemos demostrado en varias ocasiones que somos capaces de mirar al futuro de tú a tú. Los empresarios y autónomos salmantinos van a ser capaces de vencer al virus y a la crisis económica. Pese a eso, sí viene un tiempo de sacrificio, de dedicación, de mucho trabajo. El deseo es que nos dejen trabajar, y trabajaremos duro desde mi puesto como Presidente hasta todos los funcionarios de esta institución y todos los diputados para poder salir de esto con una política seria. Muchas horas de despacho y menos tweets. Política real frente a la política de espectáculo.