Advertisement
Lunes, 18 de enero de 2021

El antiguo Centro de Cruz Roja en la Plaza de San Vicente se transforma en un espacio para colectivos vecinales

El acondicionamiento de estas instalaciones y sus accesos se ha llevado a cabo con una inversión de 123.000 euros

Visita del alcalde, Carlos García Carbayo, al reformado local de la plaza de San Vicente. Foto de Lydia González

El Ayuntamiento de Salamanca continúa habilitando nuevos espacios para la participación ciudadana en los barrios gracias a la reforma de las antiguas instalaciones del Centro de Emergencia de Cruz Roja, en la Plaza de San Vicente, que podrán ser utilizadas por la asociación de vecinos de la zona.

Con una inversión de 123.165,41 euros, los trabajos han consistido en una intervención integral en el local para eliminar las humedades existentes, adaptarlo a la normativa vigente y hacerlo totalmente accesible para personas con discapacidad o movilidad reducida. Se ha distribuido en tres salas para usos múltiples, dos de ellas con una superficie en torno a 40 metros cuadrados y una tercera de mayor amplitud, casi 60 metros cuadrados, además de aseos y varias zonas de almacenaje. A mayores, se ha adecentado la zona ajardinada en la plaza y se han colocado cuatro bancos con respaldo.

El alcalde, Carlos García Carbayo, destaca que esta actuación se enmarca en la mejora de los espacios municipales, siguiendo la línea de trabajo llevada desde el inicio de este mandato, fruto de las reuniones, videoconferencias y conversaciones telefónicas con asociaciones vecinales y agrupaciones de ciudadanos de los barrios de Salamanca.

Recientemente, en respuesta a la solicitud de la Asociación de Vecinos Multicultural Garrido Contigo de espacios para desarrollar sus actividades, el Ayuntamiento ha mediado con Mercasa para que pueda disponer de locales en el centro comercial Los Cipreses. También se ha reformando la antigua Casa de las Asociaciones, en la calle La Bañeza, para la nueva sede de Parkinson Salamanca y para mejorar los locales que utiliza la asociación de vecinos del barrio Capuchinos.


De esta manera, con las correspondientes medidas de seguridad decretadas por las autoridades sanitarias, se pretende facilitar la labor de los ciudadanos en estas instalaciones de carácter público, destinadas al encuentro entre vecinos para favorecer su participación en la vida de la ciudad a través de las actividades sociales y culturales que se proponen.

Cabe recordar que el nuevo Reglamento para la Participación Democrática en la Ciudad, fruto del trabajo participado y dialogado con las asociaciones de los consejos de espacios de participación, da más voz a las salmantinas y salmantinos en el futuro de su ciudad, además de adaptarse a la nueva realidad social para regular la participación activa de la ciudadanía.

Este Reglamento da más protagonismo a los cauces de participación, haciendo más accesible y cercana la gestión pública con el objetivo también de que el texto incorpore el uso de las nuevas tecnologías, y garantice la accesibilidad física, sensorial y cognitiva de todas las personas en el ejercicio del derecho de participación.

Fotos de Lydia González