Sábado, 28 de noviembre de 2020

Mañueco: “En Castilla y León no se logrará el título de Bachillerato con suspensos”

El presidente regional explica que su gobierno iniciará un diálogo con la escuela concertada para garantizar “la pervivencia del modelo educativo de nuestra comunidad autónoma”

Rueda de prensa de este viernes de Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León

“La Ley Celaá es un error y nosotros queremos garantizar el sistema educativo de Castilla y León, si la ley no lo permite tendremos que tomar las decisiones para garantizar la igualdad en todo el territorio de la comunidad”. Son declaraciones del presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, que avanza que la Junta se desmarca de la reforma educativa aprobada este jueves en el Congreso y  como ejemplo explicaba que “en Castilla y León no se logrará el título de Bachillerato con suspensos”.

“Nos gustaría que una ley nacional diera ese paraguas, hemos pedido un pacto de estado por la educación y nos hemos encontrado la ley Celaá un ejemplo de la más vieja política sectaria, tenemos que unir, no dividir, y eso es lo que hacemos desde la Junta de Castilla y León”, añadía.

Por eso, afirmaba que la pretención del Gobierno regional es “iniciar un proceso de diálogo con la escuela concertada para garantizar la pervivencia del modelo educativo de nuestra comunidad autónoma (...). Tenemos uno de los mejores sistemas educativos públicos pero también defendemos la libertad de elegir la educación concertada, vamos a hacer todo lo posible para garantizar un sistema educativo de éxito”.


En este sentido, Mañueco destacaba que su objetivo es “conservar la herencia que hemos recibido, un sistema educativo que se basa en la complementariedad de los centros de titularidad pública y concertada, garantizaremos la calidad en ambas, utilizaremos el diálogo, quiero lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los que trabajan y estudian en algún centro concertado, para garantizar este sistema haremos lo que esté en nuestras manos”.

En cualquier caso, la denominada Ley Celaá tiene que pasar todavía por el Senado.