Viernes, 4 de diciembre de 2020

“No ha dejado de haber despidos, hay empresas que han hecho ERTE, pero otras directamente han cerrado”  

“Todavía no sabemos hasta dónde va a llegar el alcance de la pérdida de empresas”, motivo por el que Emilio Pérez, secretario provicial de CCOO, aboga por la extensión de los ERTEs durante todo 2021
Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO en Salamanca

“No ha dejado de haber despidos”, explica Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO en Salamanca. “Hay empresas que han decidido hacer ERTE pero otras directamente han cerrado”. A día de hoy, nueve meses después del inicio de la crisis sanitaria causada por el coronavirus, y tras el severo impacto que está teniendo en la economía y el empleo, el mercado laboral en Salamanca “está peor”.

Hasta ahora los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) han frenado los despidos, pero todo indica que la crisis generada por la pandemia del Covid-19 va a prolongarse más de lo esperado. Esto, lógicamente, hace temer el despido de trabajadores que ahora se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo. Hay que recordar que las empresas que se acogieron a un ERTE al inicio de la pandemia se estableció un plazo de seis para que las empresas pudieran volver a despedir. Plazo que, como explica Emilio Pérez, empieza a contar desde el momento en que la empresa decide rescatar al primer trabajador del ERTE”. Plazo que en muchos casos finaliza entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre. 

ERTEs, salvaguarda del empleo durante la pandemia


Extender los ERTE durante 2021 es, como subraya, esencial en la actual situación de incertidumbre sobre cómo será la recuperación económica, y sobre todo cuánto tardaremos en recuperarnos. “Este modelo que tenemos a día de hoy tiene que quedar ‘sine die’, sobre todo durante el 2021. Porque todavía no sabemos hasta dónde va a llegar el alcance de la pérdida de empresas. El planteamiento nuestro es que sea como mínimo durante todo el año 2021, sobre todo porque además los que van a quedar de forma más permanente son los ERTE ETOP (por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas). Esos son los que una vez que se les quite la protección a nivel estatal la mayoría van a ir a ERES”.

Por último, subraya que “las empresas que quieren hacer las cosas bien, y dentro de lo mal que lo están pasando, son conscientes de que entrando en un ERTE pueden acceder a las ayudas y los trabajadores al 70% de la prestación por desempleo. Hay empresas que lo van a tener muy complicado para subsistir, no porque cierren sino al mismo nivel de producción para poder mantener a los trabajadores, a esas ahora que hay darles oxígeno”, concluye.