Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

Johnnie Walker se prepara para unas Navidades de aúpa

 Si la persona a la que le vas a hacer un regalo es amante del “clin clin” del hielo en un vaso old fashioned, tu opción más segura es entregarle una buena botella del legendario whisky Johnnie Walker

La Navidad nos ilusiona por muchos motivos. Son las fiestas más entrañables del año, nos reunimos con nuestras familias, nos pegamos unas comilonas de aúpa y paseamos por unas calles llenas de luces mientras escuchamos villancicos. Para completar el buen rollo, es la época en la que hacemos regalos a nuestros seres queridos, tanto en Nochebuena como el día de los Reyes Magos. Entregar un regalo nos hace tanta ilusión como recibirlo. Observar la cara de entusiasmo de la persona a la que le ofreces el presente hace que te sientas feliz.

Pero seamos serios, regalando una corbatita, unos calcetines o cosas así, poco entusiasmo vas a despertar. Hay que ser algo más imaginativo. Si la persona a la que le vas a hacer un regalo es amante del “clin clin” del hielo en un vaso old fashioned, tu opción más segura es entregarle una buena botella del legendario whisky Johnnie Walker. Te aseguramos que la sonrisa que se le quedará será de oreja a oreja y que hará buen uso del regalo. Si además compras el whisky online, te ahorrarás tener que desplazarte a la tienda y encontrarás más referencias y unos precios mucho más rebajados.

Johnnie Walker tiene diversas gamas y precios dependiendo de su etiqueta. Si la persona agasajada es de mezclar el whisky con refresco, tu mejor opción será el Red Label. Si es más de tomarlo solo o con hielo, el Black Label te asegurará un fuerte y sincero abrazo. Y si ya es un selecto y sibarita bebedor de whisky escocés, no dudes que colocará en una vitrina con cenitales el Blue Label o el Gold Label que le regales. No te faltará dónde elegir.

Este reconocido y popular whisky con más de 2 siglos de historia no necesita de ninguna presentación. Su color entre cobrizo y dorado hace soltar chispas en los ojos de quienes saben apreciar todos sus parabienes. Sin embargo, nunca está de más recordar las razones que lo convierten en un regalo ideal para las Navidades.


El diseño único de sus botellas

Las botellas de Johnnie Walker son en sí mismas lo suficientemente atractivas como para ser un regalo en sí mismas. Esta marca escocesa cuida tanto el contenido como el continente, el sabor y la estética. Su forma rectangular llena de solera es todo un clásico para los amantes del whisky.

Como anécdota, decir que su forma se debe a que en el momento de su invención sus exportaciones se hacían por barco, y era una manera de impedir que se rompieran durante el trayecto.

Sus icónicas etiquetas

Ningún whisky es tan famoso por sus “labels” como el Johnnie Walker. Sea del color que sean, todas están colocadas en diagonal, algo muy inusual. Su inclinación de 24 grados permite utilizar unas letras más grandes que se graban en la retina con facilidad.

Una marca de prestigio

Johnnie Walker lleva patrocinando importantes eventos desde hace más de un siglo. Deportes tan “selectos” como el automovilismo y el golf son algunos en los que se puede ver la publicidad de esta bebida escocesa, lo que le otorga un plus de exclusividad.

Por si fuera poco, son incontables las celebridades que se declaran fans de este scottish, como Robert Carlyle, Jude Law, José Mourinho o Lewis Hamilton, entre muchas otras.

El Johnnie Walker lleva años asociado al triunfo, y el triunfo será que lo regales a alguno de tus seres queridos amantes del whisky las próximas Navidades. Pero, por favor, si lo va a mezclar con refresco, que no sean “labels” de alta gama. No es un delito, pero se parece terriblemente a un pecado.