Advertisement
Viernes, 15 de enero de 2021

La Junta acredita a cuatro centros salmantinos con el sello de ‘Centro educativo sostenible’

La Escuela Santiago Uno, el colegio San Juan Bosco y Los Tilos en Salamanca y el Lorenzo Milani en Cabrerizos
Alumnos del San Juan Bosco en una actividad de consumo responsable - Archivo

La Junta ha remitido a los veinte centros escolares reconocidos con el Sello Ambiental en la convocatoria de este año los distintivos que los acreditan como 'Centro Educativo Sostenible', en reconocimiento a sus iniciativas de ambientalización integral. En el caso de Salamanca, se trata de los centros Escuela Santiago Uno, el colegio San Juan Bosco y Los Tilos en la capital salmantina y el colegio Lorenzo Milani en Cabrerizos

El sello Ambiental es una iniciativa conjunta de las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y de Educación creada en 2018 para impulsar la participación del alumnado en la gestión ambiental de sus centros y el acto de entrega de los reconocimientos se ha suspendido por las restricciones impuestas a consecuencia de la pandemia.

Además, la Junta ha enviado también a todos los centros distinguidos en convocatorias anteriores material específico para la observación de aves como tres prismáticos y tres guías de aves para fomentar la observación de animales en cada centro.

De los veinte centros docentes no universitarios a los que se les concedió el sello ambiental en el curso académico 2019-2020 uno es de cada cada una de las provincias de Ávila, Burgos, Palencia, Segovia, Soria y Zamora; seis centros de la provincia de León, tres de Salamanca y cinco de Valladolid.


De esta manera, hay 29 localidades que cuentan con algún centro educativo acreditado con el sello ambiental: Ávila, Arenas de San Pedro, Burgos, Lerma, León, La Bañeza, La Pola de Gordón, Ponferrada, San Andrés del Rabanedo, Santa María del Páramo, Villaquilambre, Palencia, Aguilar de Campoo, Guardo, Salamanca, Cabrerizos, Segovia, Santa María la Real de Nieva, Valsaín, Soria, Valladolid, Mojados, Pedrajas de San Esteban, Zamora, Benavente, Fermoselle, Gema, Morales del Vino y Toro.

El Sello ambiental 'Centro Educativo Sostenible' mpulsa la participación del alumnado, la utilización de metodologías activas, la adecuación a los distintos niveles educativos y la implicación de toda la comunidad educativa.

Un aspecto importante del sello ambiental es su dimensión colectiva: los centros aceptan la publicación en la página web de la Junta de Castilla y León de las memorias de actividad para que sirvan de inspiración a otros centros. Además, los centros acreditados deben compartir su experiencia con otros interesados en conseguir el sello ambiental, e informar a los miembros de su comunidad educativa del reconocimiento alcanzado y de las buenas prácticas desplegadas para conseguirlo, animándoles a asumirlas en sus ámbitos de responsabilidad.